Análisis sobre iniciativa de Miguel Riquelme para “fortalecer” el servicio médico de los maestros de Coahuila

0
1603

En primera lectura, y a reserva de un análisis detallado, la Iniciativa del Gobernador de Coahuila, para “fortalecer” el Servicio Médico de los Trabajadores de la Educación, trae una regresión legal tremenda.

En el artículo 25 incorpora el voto ponderado a favor del Representante de la Secc. 38 otorgándole valor de un 54.4 %, y al resto 7.6 para cada representante, es decir: si esa propuesta es aprobada por los legisladores, los dirigentes (no los trabajadores) seguirán siendo DUEÑOS del Servicio Médico, tal y como lo son del fondo de pensiones (DIPETRE) con base en la misma disposición inconstitucional, que contraviene incluso la Ley de Entidades Paraestatales del Estado.

Además mantiene los inconstitucionales copagos (10 % de medicinas, 40 % laboratorio, rayos X y dental, etc) y los Planes de Protección o venta de seguros de gastos médicos (art. 7 fracción V), es decir: sigue disponiendo que los derechohabientes hagan pagos adicionales a los que por ley se les descuentan cada quincena a los trabajadores activos, o que en el caso de los pensionados ya pagaron durante 30 o 40 años para contribuir a su seguridad social.

Hay otra propuesta que, aparte de su validez financiera estratégica, contiene un riesgo inminente: se incrementará la aportación de los patrones al Servicio Médico en un 2.75 %, recurso adicional que seguirá siendo “administrado” por los líderes sindicales, o sea: se le transfieren más millones de dinero público a una de las Instituciones de Seguridad Social, que en conjunto con DIPETRE, FOVI y el Fondo de Retiro y Defunción han sido objeto de señalamientos por parte de la Auditoría Superior del Estado respecto a irregularidades detectadas por casi 2000 millones de pesos (solo de 2015 y 2016), sin que a la fecha se conozca sobre resultados de alguna investigación o aplicación de sanciones de algún tipo.

Otras inconsistencias de la propuesta:

-Omite establecer que la prestación de los servicios médicos debe ser con carácter obligatorio. (Art. 1)

-Mantiene la posición “condescendiente” hacia los derechohabientes, concibiendo la prestación del servicio como una dádiva al señalar en el Artículo 7: “Para ayudar a los trabajadores y a sus beneficiarios en la prevención y curación de enfermedades, el Servicio Médico ofrecerá el auxilio económico en los siguientes aspectos…”

-Condiciona, limita y por ende evade la obligación de atender un derecho adquirido por el trabajador y el pensionado, al señalar en el artículo 9:
“Las prestaciones que otorga esta ley se proporcionarán de acuerdo con la disponibilidad presupuestaria a del Organismo,…”

-Desvirtua el carácter social y no lucrativo de un organismo público, al permitir que siga operando como negocio particular cuando señala en el artículo 8: “El Servicio Médico podrá otorgar a sus derechohabientes créditos para el pago en parcialidades de los adeudos generados por servicios prestados a los mismos o a sus beneficiarios en concepto de copago, costos de recuperación y otros. A dichos créditos deberá agregarse siempre un 20% destinado a constituir el fondo de garantía.

En otro tema relacionado, respecto a la supuesta “aportacion extraordianria de 600 millones del Gobierno para salvar al fondo de pensiones”, es importante destacar lo siguiente: en el hipotético caso de que efectivamente se llegara a hacer esa aportación, no tendría el carácter de extraordinaria, sino que simplemente sería un abono de la aportación que el Gobierno del Estado debe hacer a la DIPETRE, y que actualmente tiene pendiente de cubrir por la cantidad de aproximadamente 2,000 millones de pesos, de acuerdo al artículo 51 de la Ley de esa Institución.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here