El cuerpo grita lo que la boca calla: el lenguaje no verbal

Gran sorpresa me llevé ese día al enterarme cómo las personas gritan su sentir y parte de su esencia en todo momento y nunca los “escuché”, fue abrir los ojos a los patrones y sistemas que me ayudarían a entender mejor el mundo y las relaciones sociales.

Las personas estamos habituados a enfocar nuestra atención totalmente en las palabras, aunque, como sabemos, no son siempre de fiar, así vengan de un desconocido o de nuestra pareja.

Es importante comprender que la comunicación se divide en verbal y no verbal, la primera es aquella que preponderamos, la segunda, en ocasiones, no somos conscientes de su existencia. La CNV (comunicación no verbal) es mucho más confiable que la verbal, dado que, en la mayoría de los casos, se le presta poca atención, y por lo tanto es más difícil saber cómo mentir con ella.

La CNV comprende movimientos de nuestro cuerpo, modulación de voz, contracción de músculos faciales, códigos de vestimenta, accesorios, peinado, espacio personal, entre otras cosas que nos rodean y son parte de nosotros. Todo esto en conjunto arroja información sobre quién somos, cómo nos comportamos, qué nos gusta o disgusta y qué emoción evocamos, por mencionar algunas cosas.

Ahora que somos conscientes de todo aquello que podemos percibir con la CNV, podemos darnos cuenta que, si sólo prestamos atención a las palabras, nos estamos perdiendo de mucha información que puede ser contraría a las palabras y recordemos, la CNV es una excelente herramienta para detectar mentiras por su alta dificultad de manipulación consciente.

Los seres humanos tenemos la capacidad de interpretar algunas señales de CNV a nivel preconsciente, por lo que saber comunicarse no verbalmente, de manera consciente, te permite emitir señales que te ayudarán a transmitir una imagen más empática, más sincera, más poderosa, entre otras que pueden ser muy útiles según sea el caso. Quizás ahora entiendes por qué algunos políticos envían mensajes que parecieran sinceros, aunque en la realidad no lo son, algunos de ellos dominan ciertos trucos de la CNV para mandar esa ilusión de sinceridad.

La CNV tuvo su auge a finales del siglo XX, donde destaco al Dr. Paul Ekman quien, la revista Times, lo incluyó en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo en 2009.  En el 2014, ocupó el decimoquinto lugar entre los psicólogos más influyentes del siglo XXI. Inclusive se realizó una serie televisiva basada en sus investigaciones que llevó por título “Lie to me”.

¿Quién no recuerda al famoso Sherlock Holmes? Bueno, este fragmento se lo atribuyen a una de sus novelas:

 “Por las huellas dactilares de un hombre, por las mangas de su abrigo, por sus botas, por las rodillas de sus pantalones, por los callos de sus dedos, por su expresión, por los puños de su camisa, por sus movimientos… cada una de estas cosas revela fácilmente las intenciones de un hombre. Que todo ello unido no arroje luz sobre el interrogador competente es prácticamente inconcebible.”

Es aquí donde podemos asegurar que Sherlock Holmes usaba la CNV para estar un paso adelante.

Si te gustaría leer  artículos relacionados a la CNV sobre temas de detección de mentiras, lenguaje de la seducción, mensajes de empatía y sinceridad, entre otros, no dudes en hacérnoslo saber. Me despido con esta frase “El valor de un día no se mide por cuánto cosechaste, sino por cuántas semillas sembraste” hasta pronto.

Fotografía extraída de www.clublenguajenoverbal.com



Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *