¿A poco no…? Gobierno barato… que puede salir caro

0
131

¿A poco no es cierto que la prometida austeridad del gobierno que entrará en funciones el 1 de diciembre, podría revertirse y ser contraproducente? Y es que la denominada cuarta transformación pretende ser barata en cantidad económica, pero que le puede salir caro al país en términos de calidad gubernamental. Porque no se trata de que quienes están al frente de la administración pública ganen menos, sino que desquiten lo que ganan y den los resultados óptimos que los mexicanos exigimos.

Tampoco se trata de hacer de la austeridad una simulación, como sucedió en la Cámara baja con la anunciada reducción de las percepciones de los diputados, porque sí redujeron su dieta en 28%, pero seguirán recibiendo las jugosas prestaciones con lo que en total percibirán casi 150 mil pesos mensuales, 44 mil más que los que AMLO cobrará como presidente. Además, con el anuncio del recorte salarial a funcionarios de primer nivel, ya hay problemas para que personal de calidad se integre al nuevo gobierno.

Funcionarios actuales, como Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, rechazó la oferta de colaborar en el siguiente sexenio al conocer que ganaría mucho menos, al igual que personajes del sector privado quienes no están dispuestos a recibir sueldos que no están a la altura de sus capacidades ni a que se les prive de prestaciones como seguro de gastos médicos. Muchos otros funcionarios federales de alto nivel que tienen años de experiencia y han dado resultados positivos, ya presentaron su renuncia por los recortes salariales.

De ahí que quienes lleguen con el nuevo gobierno, tendrán una curva de aprendizaje que será muy costosa para el país. Otro dato: el Colegio de Ingenieros Civiles ya advirtió que el cambio de sede del Nuevo Aeropuerto Internacional de México a donde pretende AMLO, representará un incremento del 66% en los costos de la cancelación y de la nueva construcción, además de que su capacidad será menor a la del proyecto original. Por todo lo anterior, más lo que se siga acumulando, urge que el próximo presidente vea las posibles consecuencias de las decisiones de un gobierno que, por querer ser barato, vaya a salir más caro. ¿A poco no…?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here