¿A poco no…? Los pocos que tienen mucho y los muchos que tienen poco

0
155

¿A poco no resulta indignante que 7 de cada 10 mexicanos perciben que hay una gran diferencia de salarios y al 41% le resulta difícil llegar a fin de mes con los ingresos familiares? La Encuesta Nacional sobre Cohesión y Tejido Social, del Instituto de Mercadotecnia y Opinión, advierte que esta percepción se debe a la desigualdad.

Vivimos en un país donde el 1% de la población concentra el 48% de la riqueza y 53 millones de pobres apenas logran sobrevivir, ante el deterioro del poder adquisitivo salarial que en las últimas décadas redujo su valor a casi la tercera parte, por lo que hoy se necesitaría ganar tres salarios mínimos para comprar lo mismo que hace 40 años con un minisalario.

Sólo en la administración de EPN el salario real, o lo que se puede comprar con el minisalario, según la Canasta Alimenticia Recomendable conformada por 40 alimentos, ha perdido 13% del poder adquisitivo, la cifra más alta en los últimos 3 sexenios.

Y aunque el Índice Nacional de Precios al Consumidor presentó un aumento de 0.22%, alcanzando una tasa anual de inflación de 4.9% en la primera quincena de septiembre, la percepción generalizada es que el incremento ha sido mayor por las alzas continuas a las gasolinas y el gas.

Estos aumentos han traído otros más en cadena, como en las tortillas, desde la semana pasada, y en ésta, el pan francés y de dulce, las tarifas de autobuses y taxis en La Laguna de Durango, así como la mayoría de los productos de la canasta básica.

Por otra parte, casi la mitad de los mexicanos cree que su economía es peor hoy que hace 20 años y el 57% mantiene la opinión de que a los niños les espera un futuro económico peor que el de sus padres.

Si bien, el país no está en bancarrota, como aseguró AMLO hace unos días, sí atraviesa por una situación muy difícil, sobre todo en la microeconomía de las familias, por lo que el nuevo gobierno tendrá el titánico reto de revertir el deprimente panorama e impulsar la anhelada recuperación del poder adquisitivo del trabajador, para reducir la brecha entre los pocos que tienen mucho y los muchos que tienen poco… o nada. ¿A poco no…?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here