Así le fue a Torreón, ahora le toca a Coahuila

Hacer una revisión del período de gobierno de Miguel Riquelme como presidente municipal resulta aburrido, cansado y tedioso porque, en primera, no hay manera de contrastar los resultados de manera relevante entre positivos y negativos y en segunda,  porque no hay áreas de la administración que destaquen por su buen desempeño.

El intento se hará a vuelo de pluma, pues el tiempo y espacio no da para profundizar en muchos aspectos, lo más obvio son los servicios, municipales como agua, drenaje, limpieza, alumbrado público, pavimento, parques y jardines, señalética, vialidades, seguridad pública, tránsito y vialidad, recaudación de impuestos, gastos y aplicación de los mismos, transparencia, rendición de cuentas, corrupción, impunidad, tramitología, etc.

No es descubrir el hilo negro, pues esto que padecemos viene desde la administración de Olmos, ahí van unos ejemplos.

Uno de los aspectos que más preocupan a la sociedad en general es el de la seguridad, que es también, función  primordial y esencial del ESTADO garantizarla y para variar y  a pesar del optimismo de las autoridades y las cifras alegres que nos presentan, la terca realidad nos sitúa en un triste presente.

Veamos algunas cifras que han proporcionado las mismas autoridades y que ha publicado el CCI Laguna y replicado otros medios como GREM

También debemos decir que estas cifras han sido debidamente “maquilladas” y que además la cifra negra , es decir, delitos que no denuncia la ciudadanía; por temor, por no esperar justicia, porque en muchos casos el acusador sale acusado por las autoridades,  la evalúan, según algunos estudios, entre el 94 y 98 por ciento mientras que dentro de los delitos denunciados, sólo se resuelven el 1% de los mismos.

La comparación la hacen entre el primer semestre de 2016 y el primer semestre de 2017 y son cifras exclusivamente para Torreón, Coahuila.

Siniestros sucedidos en el primer semestre de 2016 y primer semestre de 2017:

Homicidio doloso de 49 pasó a 65.

Homicidio culposo de 26 pasó a 33.

Secuestros  de 4 quedaron en 4.

Robo con violencia de 336 pasó a 526.

Robo de vehículo de 204 quedó en 199.

Robo a casa habitación de 280 pasó a 379.

Robo a negocios de 295 pasó 374.

Robo a transesúnte de 352 pasó a 313.

En otro tema, el alumbrado público sufre de muchas carencias, por ejemplo, cuando circulan por la noches, es muy frecuente notar el “efecto cebra”, esto quiere decir que la luz utilizada es molesta para el automovilista y puede causar accidentes. Por otra parte, la inversión que se realizó para mejorar el alumbrado público no se ha notado en la calidad del mismo.

Vale la pena resaltar que la concesión del alumbrado público en Torreón fue por un monto de tres mil millones de pesos, en números redondos, y por quince años, y el ayuntamiento presume que fue sin endeudar al municipio, lo que no dicen es que nos endosaron la deuda a la ciudadanía, que la estamos pagando por medio del D.A.P (Derecho de alumbrado público) que lo integran al recibo del consumo de energía de CFE.

Otro ejemplo entre los muchos que podemos mencionar es Parques y Jardines  y me voy a permitir transcribir parte del trabajo que hizo al respecto Red es Poder:

“Esta investigación nació a raíz de las constantes quejas de los ciudadanos torreonenses hacia el estado en el que se encuentra la infraestructura de la ciudad: parques, camellones, baches, basura, alumbrado, banquetas y grafitti, principalmente. A partir del diagnóstico de estas inconformidades, se hizo un análisis acerca de con cuánto presupuesto labora parques y jardines, cuántos empleados tienen, cuáles son los niveles de sueldo y en qué distribuyen el presupuesto…

…“Las banquetas están deplorables, no ameritan ninguna buena calificación los señores que ahorita están en el gobierno. Yo pienso que tienen demasiado presupuesto para lo que están haciendo, se están robando demasiado dinero”. Apuntó un transeúnte al pedirle su opinión sobre el estado de las banquetas.”

En fin, esto se convierte en los cuentos de las mil y una noches pero en sentido negativo.



Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *