¿Migrantes?

0
180

En esta ocasión les platicaré sobre las reflexiones que tuve a partir de un comentario en las redes sociales. Es muy común hablar sobre los migrantes en todo el mundo, sobre todo cuando se trata de migrantes que pretenden llegar a tierras esperanzadoras; las llamo así, porque casi toda clase de población que sale de su lugar de origen, lo que en México comúnmente llamamos “Nuestra tierra”, abandona su terruño por ir en busca de mejores condiciones de vida, generalmente por pobreza, y en muchas ocasiones por pobreza extrema. Otros muchos son migrantes por la simple razón de ser perseguidos políticos, o por salir huyendo de toda clase de criminales.

     En el primer caso, cuando de pobreza se trata, la huida es inevitable, o sales a cualquier otro lado a buscar el sustento, o mueres de hambre, no hay de otra, así, unos emigran a las grandes ciudades de su propio país, o buscan ir a otro país, como en el caso de México, la gran mayoría de nuestros paisanos en el extranjero, están allá porque aparentemente tienen otras oportunidades de trabajo muy distintas a las nacionales, es verdad que ganan mucho más, pero también es verdad que gastan mucho más que acá, sin embargo, a gran parte de esta población le alcanza para enviar dinero a sus familias, para que al  menos la pasen mejor y puedan solventar toda clase de gastos. Más allá de cubrir estas necesidades, hay otros migrantes que quieren conocer y vivir nuevas experiencias, sobre todo porque piensan que vivir, trabajar y hacer familia en otro país es mucho mejor que experimentarlo en su propia “tierra”, ya que oros lugares tienen más valor, o se vive mejor, y además se logra un estatus de primera.

     Con lo anterior y poniendo la atención en lo económico, existen otros factores que muchos de los migrantes no toman en cuenta, estos factores son los que están en contra de los extranjeros en muchas de las “Tierras prometidas” del mundo moderno. Todo aquello que está en contra de los migrantes es lo mismo que estuvo a favor de los imperios que llegaron a tierras recónditas y limítrofes, lejanas a su propio territorio, es así, que se da el caso de los imperios antiguos, de la Edad Media y de los imperios modernos. Concretamente lo que está pasando en Europa y en América. En el viejo continente, sobre todo en España, Francia, Alemania, y otros países más, están llegando migrantes de países africanos, existen muchas quejas y lamentaciones porque están arribando, sobre todo en España, muchos “negros” africanos que están acabando con la paciencia de muchos españoles, ya que no les gusta que lleguen a su país, porque les quitan oportunidades de trabajo y muchos tienen que vivir de la ayuda del Estado y esa ayuda existe por las contribuciones de los ciudadanos españoles; lo mismo pasa en Francia, no lo sé muy bien en relación a Alemania – me refiero a las protestas de los ciudadanos – ya que sé muy bien que muchos alemanes les dan la bienvenida, pero no estoy segura de que sean todos.

     Retomando a lo sucedido con los españoles y también en América con nuestros vecinos del norte, se quejan de las migraciones, sin embrago, tanto españoles, como “gringos” quejumbrosos, no se dan cuenta de lo que han hecho como potencia, o como país en el pasado, no conocen su historia, no quieren migrantes y ellos también lo fueron. España tuvo su época de gloria por los saqueos que hizo en todo lo que actualmente es Latinoamérica, no sólo se dedicaron a saquear, cambiaron toda una cultura, promovieron ante millones de indígenas una nueva religión, una nueva lengua, una nueva forma de vestir, una nueva forma de alimentarse, en fin una  nueva forma de vida, y no pidieron permiso para hacerlo, simplemente llegaron y se adueñaron, sometieron, asesinaron, despojaron a muchísimos pueblos, mismos que ahora son parte de su propia cultura, no nada más lo hicieron en América, también lo hicieron en África y otros lugares de nuestro mundo, ahora, que parte de esos africanos llegan, huyendo del hambre (sembrada desde hace muchos siglos en parte por los españoles), también huyen por la violencia (ejemplo también de los antiguos y modernos imperios), y ahora se quejan, creo que no es correcto que lo hagan, claro me refiero a los quejosos, porque sé muy bien que no todos los son.

     En América pasa lo mismo, los países centroamericanos, algunos sudamericanos y en nuestro país surgen muchos migrantes diversos asuntos mencionados en la primera parte de este escrito. Muchos de los que se quejan tampoco conocen su historia, ellos son en su mayoría descendientes de invasores migrantes, que con el tiempo masacraron a la población original y acabaron con sus recursos, más tarde se apoderaron de un territorio que no les correspondía, y ahora que muchos de los mexicanos, descendientes de los antiguos propietarios de esas tierra que ahora son suyas, regresan por razones diversas, no les gusta verlos por ahí, es una lástima, tendrán que acostumbrarse todos ellos a las nuevas visitas, que tal vez sean eternas, es tal vez la nueva era, la que determina estos ciclos y movimientos de humanos de un lugar al otro, la historia siempre se comporta como un bumerang, y no queda de otra más que aceptar que el mundo está en un proceso de cambio, positivo, o negativo, dependiendo del lugar donde cada uno se encuentre.

¡HASTA LA PRÓXIMA!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here