La memoria y la educación

0
170

Esta semana escribiré sobre el significado de la memoria, principalmente en relación con la educación en el hogar y la educación académica, es decir, la educación escolar. El común de las personas no comprenden del todo el concepto de educación, ya que creen, o suponen que la educación sólo se recibe en las escuelas, esto significa que no tienen la menor idea de que la educación más importante es la recibida en casa, a través de las enseñanzas de los padres a los hijos. Se da por entendido de manera muy generalizada que la educación en valores es la única importante, por lo que hacen lo posible y hasta lo imposible porque un niño se comporte perfectamente bien cotidianamente y lo demuestre sobre todo en acontecimientos familiares, o festejos.

Lo anterior tiene una vinculación con la apariencia, dicho de otra manera, un niño debe aparecer ante los demás como “un niño bien educado”, finalmente en casa, no importa si hace un berrinche, o da pataletas, si se tienen ganas y tiempo, en casa se le corrige de cualquier forma, o, no se le corrige, pero en público, “éste es un comportamiento inaudito”.

Es a partir de esto que debo decir que la educación no es la que solamente se ve, ya que cualquier niño es capaz de actuar y conseguir lo que quiera, sobre todo cuando ha sido mal educado, es decir, ha sido demasiado consentido y demasiado protegido, o se le ha ignorado, solamente se le ha enseñado a aparecer, a mostrar la apariencia, debo decir también que no se le ha enseñado, o educado con amor.

El amor se demuestra educando a los hijos con palabras, es decir con un buen uso del lenguaje – me refiero a la buena construcción del mensaje – donde muchas veces no importa qué palabras se usen, lo importante es que se usen bien, y usar bien ese mensaje quiere decir que se refuerce con el ejemplo. No se le puede decir a un niño que no debe decir mentiras, si uno como padre le dice a su hijo que cuando alguien lo busque diga que no está presente, aunque se encuentre en el mismo sitio que el hijo que dirá mentiras porque su padre se lo pidió; esa es educación sin amor.

Amar a los hijos tiene sus muy diversas formas de demostrarse; la congruencia es una de las más importantes, por lo tanto educar con amor, no significa sobreproteger a los hijos, ya que hay padres que practican esta sobreprotección y creen, o están seguros de que están haciéndoles bien a sus retoños, resulta que esto perjudica más a estos niños, quienes por lo general tardan mucho en madurar en muchos sentidos y en ocasiones nunca maduran. La educación en casa siempre debe tener sus límites, los padre deben poner límites y los hijos deben comprender el porqué de estos límites, es ahí donde entra la comunicación, la buena manera de construir el mensaje, claro que esto muchas veces está vinculado al aprendizaje teórico-práctico, ya que muchos padres que se encuentran en la disyuntiva de no saber qué hacer, o cómo guiar a sus hijos, buscan ayuda profesional y buscan literatura que les permita conocer más allá de lo que ellos saben por tradición. Es por eso que es de suma importancia que uno como padre deje por momentos a un lado lo ya conocido, y busque nuevas alternativas que le permitan estar actualizado para los momentos en que se vive; conocer el contexto de la generación de los hijos es sumamente importante, ya que nosotros como padres nos quedamos anclados en generaciones y tradiciones muchas veces obsoletas, sin embargo hay otras que siguen estando vigentes, debemos saber distinguir muy bien esto, es aquí donde se hace presente el “sentido común”, que bien sabemos que es el menos común de todos los sentidos.

Sin embargo es importante señalar que los límites siempre deben estar presentes, siempre con buenos ejemplos, esto se une muy bien con la educación escolarizada, ya que cuando un maestro le deja al grupo una lectura, sabiendo que los niños, cuando están pequeños les cuesta mucho trabajo leer, no sólo porque apenas estén aprendiendo, sino porque la lectura no es lo cotidiano en casa, cómo podemos pensar que los niños deben leer muy bien, y hacer su tarea, si nosotros como padres nunca leemos, y tampoco nos importa aprender más, los niños deben ver que los padres, aunque sea a través de lo cotidiano, en la cocina, en la limpieza, desde la actividad de los padres fuera de casa, bien se podría iniciar una búsqueda de información para tener más logros en nuestros trabajos, o nuestras actividades dentro o fuera del hogar; todo esto en los momentos en que padres, e hijos están reunidos en casa; así los pequeños se darían cuenta de que, hacer este tipo de búsquedas, o investigaciones en casa, es parte de un quehacer cotidiano y que por eso ellos también deben de resolver problemas de toda índole que les dejan de tarea en casa.

Todo esto con frases y comentarios enriquecedores del saber, alegrarse de haber encontrado una información, de haber resuelto un problema, de haber encontrado otro método para hacer algo, descubrir en la lectura algo nuevo, buscar nuevos libros, revistas, periódicos, internet, en donde se encuentren buenas soluciones para hacer de la vida un ejercicio de búsqueda del bienestar a través de la adquisición del conocimiento.

Todo lo anterior sería parte de la memoria que se queda en todos nosotros y que nos hizo ser lo que somos, todo aquello que fue enseñado con amor, a través del ejemplo, adornado con bellos mensajes, siempre enseñando y mostrando que todo lo que se aprende, nos sirve para algo en la vida, no solamente sirve para pasar exámenes y conseguir un número como calificación. La educación es algo más que notas puestas por los maestros, es algo más que premios, recompensas, o castigos en el peor de los casos, es vivir con los ejemplos, sin que estos se olviden, para algún día en el futuro estos ejemplos sirvan de base a las futuras generaciones, ya que ellas también tendrán que hacer sus ajustes en su momento, siempre con amor y ejemplo. Todo lo que aquí escribo es el resultado de la memoria que guardo de todo lo que me fue enseñado con amor, espero que mis hijos sientan los mismo, y que mis nietos estén viviendo este proceso de la misma forma en que yo lo hice; éste es un proceso de esos donde se dice que “el alumno supera al maestro”, mil gracias a mis padres por lo que me dieron, me dijeron, me dejaron de decir, o me dejaron de dar por los ejemplos, a mi abuela, que fue pilar de mi educación y que me sirvió como base para saber y comprender lo que es la educación con el ejemplo y con hermosas palabras en forma de mensajes. Espero que todo esto les sirva, recapaciten y pongan en práctica lo que ustedes crean conveniente.

¡HASTA LA PRÓXIMA!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here