¿A poco no…? Los efectos perniciosos de la ciberadicción

0
300

¿A poco no sabías que la ciberadicción es una enfermedad? La OMS, Organización Mundial de la Salud la define como el trastorno de adicción a internet, patología generada por el abuso de esta herramienta a través de diversos dispositivos, interfiriendo negativamente en la vida diaria. Una copa de vino tinto es buena para la salud física y emocional, y unos minutos en internet o en redes sociales son positivos para informarse, relajarse o convivir.

El problema es el exceso: beber sin medida deriva en alcoholismo y pasar horas navegando en el ciberespacio afecta la salud mental, cuya abstinencia puede derivar incluso en el suicidio, como sucedió recientemente en Veracruz, donde una adolescente de 12 años murió al colgarse de la regadera de su casa porque sus padres le prohibieron el uso de su celular y sus redes sociales.

Son múltiples las ventajas de la internet y los dispositivos electrónicos, pero se ha comprobado que tienen también su lado perjudicial porque el abuso genera dependencia y trastornos, como la nomofobia o angustia causada por no tener acceso al celular; depresión del Facebook, al tener muchos contactos en redes sociales o la falta de ellos; adicción o necesidad enfermiza de estar todo el tiempo conectado.

Está también la dependencia a videojuegos en línea y la cibercondria, que es la creencia de padecer una o varias enfermedades de cuya existencia se han enterado en internet, entre otros padecimientos. Otras consecuencias nocivas del abuso de la Internet a través de las redes sociales son los “packs” o fotos eróticas o de desnudos que se toman adolescentes y jóvenes para enviarlas a su novio (a) o pareja y que éste luego las retransmite en Facebook, lo que ha llevado incluso al suicidio, como la joven de 19 años de Monclova que fue víctima de ello hace un par de semanas.

Y qué decir del Reto de Momo o ciberacoso que amenaza para convencer a realizar tareas o acciones violentas, entre otras aberraciones. Bienvenidas las ventajas que brindan las tecnologías de la información, pero debemos atender las señales de alerta para tomar las decisiones pertinentes que permitan actuar en torno a los excesos derivados del abuso de la Internet y atenuar los efectos perniciosos de la ciberadicción. ¿A poco no…?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here