¿A poco no…? Pemex: empresa pobre con sindicato rico

0
258

¿A poco no resulta paradójico que Petróleos Mexicanos sea una empresa pobre con un sindicato rico? Ayer se conmemoró el 81° aniversario de la expropiación petrolera decretada por Lázaro Cárdenas y hoy Pemex es la empresa petrolera más endeudada del mundo, cuyos pasivos totales casi igualan a sus activos, mientras que los trabajadores sindicalizados y sus líderes son los verdaderos “ganones”, cuyo patrimonio va en ascenso.

Prueba de ello es que el gremio que comanda Carlos Romero Deschamps terminó 2018 con una bolsa de ¡mil 165.8 millones de pesos!, 49% más que los 782 millones reportados en sus cuentas bancarias en enero del año pasado. La oprobiosa opulencia sindical contrasta con las agudas carencias que padece la otrora paraestatal que, al término del tercer trimestre de ese año, su deuda alcanzó casi los 2 billones de pesos, cifra que sumada a pasivos anteriores, elevó el  total a 3 billones 600 mil millones de pesos.

Otro dato revelador: la deuda de la petrolera suma 105 mil millones de dólares, mientras sus activos llegan a 108 mil millones, apenas 3 mil millones de dólares más que lo que debe, por lo que, en proporción, sus pasivos equivalen al 97% de sus activos. Pero el sindicato ni sufre ni se acongoja porque tiene las mejores prestaciones del mundo y la empresa absorbe cada año las deudas que adquiere.

Además, El Universal reveló el año pasado que 14 exdirectivos de Pemex cobran de 238 mil a 362 mil pesos mensuales por concepto de jubilación, es decir, entre el doble y el triple de lo que gana actualmente el Presidente de la República. ¿Qué le parece? Habrá que ver si el gobierno de la cuarta transformación le entra al toro de enfrentar el reto de transformar a esta petrolera agobiada por sus deudas y con un gremio opulento que debe ver el fin de sus privilegios inmerecidos.

El camino a seguir es el de la calidad, la eficiencia y las finanzas sanas, para que Pemex rescate su esencia original de ser una institución en verdad al servicio de los mexicanos y deje de ser una empresa pobre con un sindicato rico. Difícil, pero no imposible ¿A poco no…?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here