Brechas y perspectivas de la felicidad en México

0
292

“La memoria es limitada, y dentro de treinta años surgirá una nueva generación, confiada en que no será presa de los problemas del pasado.”

Joseph Eugene Stiglitz

Saber que se cuenta con amigos y familiares en caso de necesidad, el estatus laboral, el nivel educativo, la salud, las creencias religiosas y la libertad para la toma de decisiones, así como tener un mejor nivel socioeconómico y la posibilidad de tener un nivel de gasto corriente medio a alto son factores importantes en la felicidad de una persona.  El estudio realizado por INEGI muestra las brechas entre las perspectivas de cómo viven la felicidad en su vida diaria los hombres y mujeres en México, mostrando que el país tiene muchas asignaturas pendientes en los temas de equidad de género, así como de desigualdades económicas entre su población.

En el primer trimestre del 2012, INEGI realizó la investigación de bienestar auto reportado (BIARE piloto) en el que se intentó medir en México el bienestar subjetivo, entendido éste como el grado de bienestar que los individuos viven en primera persona.  Tomando en cuenta las recomendaciones de la OCDE para medir el bienestar de la población desde la perspectiva de los ciudadanos que la experimentan en su vida diaria y tomando como base las recomendaciones de la Comisión sobre la Medición del Desarrollo Económico y del Progreso Social (Comisión Stiglitz-Sen-Fitoussi).

Para la elaboración de este artículo se revisaron las bases de datos estadísticas del reporte referente a la distribución por nivel de felicidad, en donde INEGI midió con valores del 0 al 10 los grados de felicidad desde la perspectiva de los 10 mil 654 encuestados en edades de los 18 a los 70 años de edad a nivel nacional.   El objetivo de este artículo es simplemente ofrecer una visión alterna a información previamente publicada.  A través de análisis con herramientas de estadística descriptivas e inferencial, este ejercicio posterior intenta dar una lectura desde otra perspectiva y de manera sintética algunos de los hallazgos más significativos de esa investigación realizada por INEGI.

En un primer acercamiento al tema, en un análisis comparativo simple en el cual se separaron los porcentajes más altos de nivel felicidad y se contrastaron con los niveles más bajos de felicidad.

 En este primer análisis se encontró que la religión puede dar felicidad y el no pertenecer a una iglesia o religión puede ser causa de infelicidad, sobre todo en mujeres, que el tener amigos con quien contar en caso de necesidad es factor de altos niveles de felicidad, y que el tener un nivel socioeconómico más alto comparado con el hogar en el que se creció también da altos niveles de felicidad.

En un análisis estadístico de límite superior se encontró que lo más común dentro de la muestra fueron aquellos hombres y mujeres que manifestaron ser más felices al no tener en casa casos de drogadicción o alcoholismo, ser personas sanas sin discapacidades, que laboralmente se encuentran ocupados, siendo lo más común que fuera un integrante el que aporta los ingresos al hogar, es común que pertenezcan a una iglesia o religión sin llegar al grado de promover su fe o valores religiosos.  Lo más común para estas personas fue tener a alguien que necesita de su atención y cuidados, afecto y apoyo económico, y qué en caso de necesidad, puedan contar con el apoyo de hasta tres familiares.

Separando la muestra por géneros se encontró dentro del límite inferior que en las mujeres lo menos común era estar dedicadas a estudiar solamente, y en los hombres a dedicarse a quehaceres domésticos, para ambos géneros de esta muestra lo menos común es contar con estudios de  Posgrado.

En pruebas t, también separando por género encontramos que los hombres mayormente se encuentran laboralmente ocupados.     En este análisis se encontró que las mujeres de la muestra mayormente se dedicaban a labores domésticas, a que sólo un integrante de su hogar aporta los ingresos, a tener un nivel de gasto medio (quintil tres), que mayormente tienen un nivel socioeconómico similar al nivel del hogar en el que crecieron, y que en su mayoría pueden contar con dos familiares y dos amistades respectivamente en caso de necesidad, a tener a alguien que necesite de su atención, cuidado, afecto y apoyo económico, a no disponer del tiempo libre que necesitan y a tener menos libertad en la toma de decisiones que la que tenían en el hogar en dónde crecieron.

A través del análisis de correlaciones se encontró en la muestra que el nivel de felicidad está asociado a estar ocupado o desocupado laboralmente, y que el nivel de felicidad de las mujeres se encuentra asociado a tener un nivel socioeconómico y una toma de decisiones similar a la que tuvieron en el hogar dónde crecieron, a estar tan ocupadas que disponen de menos del tiempo libre que necesitan, a tener un grado educativo de nivel licenciatura y al nivel de gasto corriente.

Asimismo, su nivel de felicidad está asociado negativamente, dicho de otra forma, son menos felices aquellas que se encuentran desocupadas laboralmente y se encuentran conyugalmente separadas, asociado a tener a alguien que necesita de su apoyo económico.

En las mujeres con un nivel de ingreso alto (quintil cinco) su felicidad está asociada además de tener un nivel educativo de licenciatura, a tener tres o más amistades con la que pueda contar en caso de necesidad y a hombres con un nivel socioeconómico mayor, asimismo, esta correlacionado negativamente, dicho de otra forma está asociado con ser menos felices el contar solamente con un familiar en caso de necesidad y a hombres con un menor nivel socioeconómico del que tuvieron en el hogar dónde crecieron.

En este mismo tipo de análisis de correlaciones se encontró con que los hombres más felices fueron los que se dedicaban únicamente a estudiar, así como aquellos que tienen un nivel socioeconómico mayor y la libertad para tomar decisiones similar o mayor a la que tuvieron en el hogar en que crecieron, que cuentan con nivel educativo de licenciatura o posgrado, teniendo un nivel de gasto alto (quintil cuatro y cinco).

Se encontró que en los hombres de entre 45 y 59 años con una libertad limitada en la toma de decisiones está asociado a no tener amistades, a estar desocupados laboralmente, a estar solteros o viudos y tener un nivel de gasto muy bajo (quintil uno y dos).  Asimismo, para las mujeres con libertad limitada en toma de decisiones está asociado a padecer de alguna enfermedad o tener una discapacidad, a sentir que nadie necesita de su afecto, a no contar con ningún familiar en caso de necesidad, a tener un nivel socioeconómico menor al que tenían en el hogar en que crecieron y a tener un nivel de gasto muy bajo (quintil uno).

En las personas de la muestra con una edad entre 60 y 70 años se encontró una correlación alta con niveles educativos muy bajos (primaria incompleta y primaria completa), a estar dedicado a los quehaceres del hogar, tener un nivel de gasto bajo (quintil dos) y a tener un estado conyugal de viudez.

En el caso del nivel educativo, los individuos de la muestra con educación básica completa (primaria y secundaria terminada) están asociados a que los hombres se encuentren laboralmente ocupados y a las mujeres laboralmente desocupadas y a tener un nivel de gasto bajo (quintil uno) mientras que los individuos con educación universitaria (licenciatura y posgrado) tienen una correlación alta con tener un nivel de gasto alto (quintil cuatro y cinco).

Las anteriores lecturas nos dan una idea de los condicionantes para la felicidad en la sociedad en México, por lo que es importante que gobernantes, académicos, empresarios y la sociedad en general revisen con detalle los estudios elaborados por INEGI y otros organismos tanto públicos como privados que emiten información pertinente y confiable, con el fin de emprender acciones que ayuden a cerrar las brechas que aún existen en el país y que están pendientes de atender.

 

Dedicado al Dr. José de Jesús García Vega, pionero en los estudios serios sobre la felicidad en México.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here