Recuerdo bien la noche en que comenzó todo. Unos planos me tenían ocupado, la espalda hecha escombros y sin ganas de trazar ni una otra línea. Mi novia me llevó una barra de chocolate ese día en la tarde. Iban a dar las cuatro de la madrugada, cuando decidí detenerme para descansar un rato y comérmelo. Lo abrí. Supongo que mi mente seguía acelerada o algo, porque en cuanto vi los cuadritos, mi cabeza reacomodó las piezas y pude ver cómo, si cortaba aquí y allá de manera específica, al reacomodarlos volvían a caer en su lugar como si no faltara el cuadrito que me comí. “¡Chocolate infinito!” Pensé. “Soy un genio” me dije a mí mismo, tomé un video para enviárselo a mi novia y a mis amigos. Pero no alancé a hacerlo. En cuanto me comí el cuadrito de chocolate, el tiempo se detuvo, literalmente, el tiempo y todo. Mi computadora no respondía, la televisión se quedó suspendida en una imagen, incluso el aire de la habitación se puso más denso, como si hubiera dejado de circular. Un sonido… se esparció por todos lados, de muy grave a muy agudo hasta explotar, entonces ellos aparecieron. 

¿Quiénes? En realidad, no lo sé. No me dieron oportunidad de preguntarles eso y nunca los vi.

El sonido se transformó en voces. 

¡Felicidades, humano, has encontrado un shortwarmhole! ¡Avanzas al nivel dos!

No comprendí. Las paredes se desmoronaron, la casa se quedó desnuda, luego las mismas calles y casas vecinas sucumbieron también, al final sólo quedó una especie de arena de colores que cubría todo el suelo y una inmensa negrura rodeándome. De la oscura infinitud surgió una cabeza humanoide, sonriente. Volvió a extender sus felicitaciones y luego me dijo: 

… Los shortwarmholes son atajos a niveles superiores del juego, pero solo te dejan avanzar uno. Te encuentras en el primer nivel así que ahora avanzas al segundo…

Cuando la cabeza dejó de hablar, unos recuadros le aparecieron debajo, me dieron a escoger entre cinco opciones: la primera me ofrecía la posibilidad de formular tres preguntas, la segunda escoger a un compañero, la tercera conocer mis features, la cuarta dinero y la quinta una habilidad especial sorpresa.

Lectura recomendada: El mundo conocido

Nunca sabré si escogí bien. Supongo que no lo hice. 

Necesitaba saber qué era lo que sucedía y escogí las preguntas. 

¿Dónde estoy? ¿Qué está pasando? ¿Qué me va a pasar? Me dijeron que estaba en la Gran vida: simulación de universos, y que yo era parte de la simulación. Lo que acababa de hacer era descubrir uno de los easter eggs que ellos colocan en todo el universo; existen muchos y de diferentes tipos, uno de ellos, por ejemplo, es la ley de atracción gravitacional lo que ellos consideran warmholes tipo acertijo. Al subir de nivel te dan cinco opciones que no siempre son de ayuda, eso es lo que sucedía. 

Una vez el participante ha descubierto algún tipo de warmhole, este se vuelve parte del conocimiento colectivo, lo que puede o no, hacer más difícil tu paso por el siguiente nivel. Lo que ellos llaman siguiente nivel, es una especie de realidad alterna, otra línea del tiempo en la que tu contexto es más difícil de alguna forma. Esta realidad siempre ha existido y corre independiente como todas las demás, lo que sucede es una transferencia de… ¿conciencia? Podría decirse, y a medida que avanzas en los niveles, se acumula la experiencia. O es lo que entendí. 

¿Qué escogí después? Escogí conocer mis features, ya sé, ya sé. Me dio curiosidad, aunque después me sentí desolado. Y el sentimiento sólo se ha puesto peor con el tiempo. ¿Por qué? Pues porque, me topé con que no somos nada…ni nadie, todo aquello que pensamos que son talentos, todo eso que sentimos tan propio y que nos hace sentir únicos, no es más que un montón de configuraciones asignadas al azar en cada individuo… personaje. Por eso es tan fácil ponernos etiquetas y fragmentarnos y clasificarnos, porque sólo somos información, datos, reciclados una y otra vez. ¿Cuáles son los features? Por ejemplo, existen los más generales, como… el carácter de una persona, si es positiva o no, si es extrovertida o no, cosas así. Tus desequilibrios mentales, si eres hiperactivo, o tienes TOC; tus gustos, no son tus gustos, no existe el “yo” ni nada parecido, nada nos pertenece, ni nosotros mismos, ni las memorias, está dentro de las características cuáles memorias conserva tu cerebro y cuáles no.  Pero a pesar de tener conciencia sobre esto, no puedo evitarlo, quiero ser especial, aún lo busco de alguna manera. 

En fin.

Sólo me quedó una opción, elegí poder tener un compañero… pensé que podría llevar a mi novia, pero no, porque no está permitido trasladar a otras personas a otros niveles. Pero eso tú ya lo sabes. Y así terminé aquí, contigo, sin saber que hacer o que sigue en el juego.

Tengo hambre.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here