El desafío de autoridades, escuela y sociedad civil

0
300

En nuestro país estamos a la baja en materia de lectura. Según cifras proporcionadas por el Módulo sobre Lectura (MOLEC), en el año 2015, de cada 100 personas de 18 o más años, 50 leyeron por lo menos un libro. En 2019 la proporción fue de 42 por cada 100. Falta de tiempo (47.9%) y falta de interés (21.7%) fueron las principales razones por las que no se lee. La población que sí lee declaró haber leído un promedio de 3.3 libros en lo que va del año. 42.5% de los lectores recurrió a la temática de la literatura, el 34.1% a libros de texto de uso universitario y 26.6% a temas de autoayuda o religioso.

Paco Ignacio Taibo II, actual director del Fondo de Cultura Económica (FCE), al asumir el cargo estableció una estrategia para aumentar el nivel de lectura en el país, la cual consistió en rebajar los precios de algunos libros, estrategia que fue criticada por intelectuales quienes señalaron que la problemática del bajo nivel de lectura en nuestro país no es por el costo de los libros, sino por una cultura arraigada en el mexicano de no leer.

El grueso de la población, a causa del golpeteo mediático al magisterio durante todo el sexenio pasado, podría pensar que la escuela es la que está fallando en la formación de lectores, sin embargo señala Mauricio Pérez Abril, en su ensayo titulado Leer, escribir, participar: un reto para la escuela, una condición de la política, que si la escuela fracasa, fracasa la política educativa, la universidad, la investigación educativa, la sociedad civil y los programas de lectura. Si la escuela fracasa, fracasa la democracia. ¿Quiénes se benefician de los bajos niveles de lectura de la población?

En la pequeña ciudad de Gómez Palacio, Durango, está en marcha un programa que complementa el hueco que deja la propuesta del director del FCE. Se trata de la campaña “LAGUNA: Región de Lectores”, que emana desde la Dirección de Servicios Educativos, a cargo del profesor Gabriel Castillo Domínguez, y respaldada por el ingeniero Cuitláhuac Valdés Gutiérrez, Subsecretario de Educación en la Región Laguna de Durango.

La campaña arrancó oficialmente el día 4 de junio de 2019 en un acto en donde estuvo presente el escritor Paco Ignacio Taibo II, por parte del FCE, y el filósofo Óscar de la Borbolla. Aunque las actividades de promoción a la lectura iniciaron desde el mes de mayo con la conferencia “Alfonso Reyes, la total circunferencia”, impartida por el escritor lagunero Jaime Muñoz Vargas.

Lectura recomendada: ¿La nueva escuela mexicana?

Si abaratar el precio de los libros no es una estrategia eficaz para mejorar los índices de lectura, normalizar la lectura es la estrategia complementaria por la que apuesta el equipo de la Subsecretaría de Educación de Gómez Palacio. Pero no podrán hacerlo solos, ya que es necesario tender puentes con maestros, bibliotecarios, directivos, supervisores, subjefes de los distintos niveles, etcétera. ¿Cuánto se podrá lograr si actores que serían piezas claves se centran más en la ambición del poder político que en lograr un avance académico en la educación de la juventud gomezpalatina?

Para esto, el Subsecretario de Educación, el ingeniero Cuitláhuac Valdés Gutiérrez y su brazo derecho expresado en el profesor Gabriel Castillo Domínguez, se han mostrado abiertos a entablar relaciones con las direcciones de cultura de Gómez Palacio, Torreón y Lerdo, y con instituciones académicas como la Universidad Autónoma del Estado de Coahuila (UAdeC), la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED), el Instituto de Estudios Superiores de Educación (IESEN), por mencionar sólo algunas. Además de abrir las puertas a promotores de lectura y escritores jóvenes y con trayectoria a sumarse a este significativo esfuerzo. También destaca el vínculo establecido con el grupo editorial “Penguin Random House”, de la CDMX ¿Se han dado cuenta que con los recursos intelectuales y humanos de la Subsecretaría no se alcanza?

Se menciona a quienes respaldan y están a la cabeza de este proyecto lagunero, sin embargo es necesario reconocer que profesores jóvenes como Héctor Orrantes, David Reyes Vega, Iván Reyes, Elsa Castro, entre otros, están fungiendo como bujías para mover el pesado engranaje de muchas escuelas pertenecientes a la Subsecretaría de Gómez Palacio, que se están empolvando como los libros de sus bibliotecas escolares.

La ambición de este proyecto, se centra en concretar la primera Feria del Libro Región Laguna del 4 al 9 de noviembre de 2019, en la cual ya se está trabajando. Este evento se realizará en centro de convenciones de la expo feria de Gómez Palacio y concentrará diferentes librerías y editoriales, así como a escritores regionales y nacionales para la impartición de talleres, presentaciones de libros y conferencias.

La campaña es bien recibida entre la comunidad que lleva tiempo organizándose de forma autónoma para promover la lectura sin recursos gubernamentales, pero es importante que se defina qué tipo de lectores se desean formar con esta alternativa. Hay un mundo de lecturas chatarra subordinadas a intereses económicos y editoriales, que son las preferidas de los adolescentes y de los lectores más ingenuos. ¿Esta campaña pretende formar lectores críticos que aprecien la literatura y la academia o lectores sometidos al mercado?

Aunque se ha dicho aquí que la escuela no es la responsable de los bajos índices de lectura, sí es una pieza fundamental para desarrollar el gusto y el hábito por la lectura en la población infantil y juvenil. Por lo tanto es necesario que los docentes de educación básica posean una visión social de lo que implica la lectura. Para que los esfuerzos realizados desde la escuela rindan frutos es indispensable que haya un respaldo institucional desde las esferas gubernamentales. Y la población civil es responsable de exigir a las autoridades que se trabaje bajo los objetivos nacionales de una política de lectura.

Leer es participar, tesis en la que se basa el “Programa Nacional por la Lectura” de Cuba. Leer no es un verbo pasivo. Leer es conocer el mundo y definir nuestro lugar en él. Leer es un acto de rebeldía en una sociedad que fomenta la trivialidad y los prejuicios.

Torreón es la ciudad de La Comarca Lagunera que concentra más librerías y actividades culturales en torno al libro, por lo tanto resulta interesante que en Gómez Palacio emane este proyecto que posee las cualidades necesarias para ser considerado por el licenciado Esteban Moctezuma Barragán (Secretario de Educación Pública) y por el escritor Paco Ignacio Taibo II (director del FCE) para dar paso a un programa nacional por la lectura.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here