Los cambios que alientan al pueblo y enfurecen a los alicaídos antes poderosos

0
529

Todo lo acontecido desde el 1 de julio pasado es noticia cotidiana en nuestro México. Cuando parece que las cosas van por buen camino, se encuentra uno con una propaganda enardecida de la clase que todavía ostenta el poder, esta clase y sus esbirros no dejan de atacar en lugar de trabajar por el bien de México, no se acomodan a la posibilidad de perder sus grandes privilegios, muchos de ellos arremeten contra los futuros cambios, lo hacen personalmente en declaraciones ante los medios, o lo hacen a través de otras instituciones como el INE, institución que probablemente se verá afectada de la misma forma.

Muchos se cuestionan públicamente sobre los “errores” del futuro presidente, aún sin que haya sido notificado que obtuvo la Presidencia por mayoría de manera formal. Que si ya quebrantó tal, o cual promesa, que ya se retractó a algún otro compromiso, esta gente no tiene la capacidad de pensar lógicamente, no saben que hay tiempos y formas, algo de lo ya mencionado la semana pasada.

Yo tengo confianza que la forma de gobernar y la estructura político-económica inicie un proceso de cambio; sé muy bien que no será un cambio radical de la noche a la mañana, pero estoy segura de que habrá un cambio y que será benéfico para nosotros, el pueblo mexicano. Esto por lo tanto beneficiará también a la clase empresarial, al menos se trabajará con más confianza, sin pensar en los momentos en que se tiene que tramitar burocráticamente algo, con las consecuentes “mordidas” y con los consecuentes “ofrecimientos”, o sobornos, con un país en paz y con la mira puesta en el crecimiento, y verdadero desarrollo, aunque este se lleve el tiempo necesario. Creo que sí será diferente y que los cambios se comenzarán a dar poco a poco.

La carta que escribió Denise Dresser el 2 de julio pasado, y que circuló por las redes sociales debió escribirse hace tres décadas, no sé por qué hasta ahora, además pudo ser escrita por cualquiera de nosotros. Me llama la atención que ahora que hay alguien que pretende de verdad cambiar las cosas, que prácticamente fue el único valiente que se atrevió a hacerlo, porque no es fácil, además porque implica mucho trabajo, porque es una gran responsabilidad, porque representa un compromiso y por muchas cosas más, hace que muchos estemos pendientes de que cumpla y que le escriban cartas exigiendo; esto me pone a reflexionar que tal vez nos sentíamos mejor con miedo y aterrados, antes de pensar, pretender, trabajar, proponer algo para remediar esos males. La costumbre de la maldad cotidiana ya nos parecía normal, y si alguien lo propone, lo hace y lo logra, no confiemos en él y tengamos que escribirle y amenazarle. ¿Qué no sería mejor ponernos a sus órdenes, trabajar con él, guiarnos juntos, supervisar juntos nuestros quehaceres, en lugar de exigir y seguir con esa actitud de que el que gobierna tiene que resolvernos los problemas? De alguna manera esa carta me indigna, parece la carta de una hija desobediente y caprichuda que en lugar de colaborar, exige.

El futuro de México está en nuestras manos, no en las manos de uno solo. Sí, debemos estar atentos, pero no esperando que López Obrador se equivoque para enjuiciarlo, porque pareciera que eso es lo que esperan muchos, todos los otros se van a ir así, como así, con los bolsillos llenos a reventar y nosotros enjuiciando a López Obrador, incluso antes de que inicie su gestión como Presidente de la Nación.

Ahora lo nuevo es la multa impuesta por el INE, por el supuesto mal manejo de recursos de un fideicomiso para beneficiar a los damnificados por los sismos, ¿y la multa que se le debió imponer al PRI y al PAN por la compra de votos? Claramente es un ardid, pero nadie de los que votamos por Morena lo creemos, más vale que hagan las cosas como debe ser y dejen de inventar errores y malos manejos donde no existen; todo este proceso nos cuesta a los mexicanos y ellos se quieren parar el cuello, no se han dado cuenta del lugar en el que están, y del peligro que corren de ser enjuiciados.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here