Metrobús Laguna, una pésima ocurrencia

1
197

Hace unas horas se terminó la junta entre el Secretario Jorge Luis Morán Delgado y el Director de Movilidad Urbana Fernando García Tapia y el Director de Obras Públicas Gerardo Berlanga Gotés y el grupo de concesionarios y uno que otro transportista. La plática circuló en torno a una barbarie política/burocrática: organizar las reuniones de trabajo entre los concesionarios y las autoridades, de manera que en cada reunión se hablen sobre las actividades específicas que involucran al proyecto Metrobús Laguna.

Prácticamente las autoridades les dijeron a los señores que iban a tomarse muchísimo tiempo para llegar a los acuerdos correspondientes, que se abstuvieran de hablar de otras cosas que no fueran a lo que ellos quieren referir y que firmaran que asistieron a estas supuestas “juntas para acuerdos” de tal manera que ellos pudieran presumir que hablan sinceramente con su pueblo. Les escucharon sus quejas y no les dieron ninguna respuesta, fue algo así como operación “Reglamento de Participación Ciudadana”, donde les hacen pensar que son parte del proceso pero en realidad sólo les dan su oído de cocodrilo y pretenden ser buenos escuchas.

La escena de hoy la refiero como barbarie porque, a manera muy sencilla, fue un plan de distracción donde mes con mes las autoridades van a sentarse a platicar con los concesionarios mientras que detrás de ellos estarán construyendo el proyecto Metrobús Laguna a su conveniencia y a su entero placer, sin considerar de ninguna manera las opiniones ya expiradas de los transportistas y de sus jefes.

En la pre publicación a esta junta, ayer, ya se dijo en Redes de Poder que este proyecto ha fallado en Pachuca, en Chihuahua, en Ciudad Juárez y en Acapulco, los trabajadores dieron estas especificaciones insistiendo que sólo duró seis meses en Acapulco, por ejemplo, y que dejó una deuda increíble de millones de pesos y además, una gran inconformidad con el pueblo. Aún así, Fernando García Tapia les dio el avión de su vida y prosiguió a seguir con el proyecto.

 Las probabilidades apuntan a que esta vez sea lo mismito que en esos casos, apunta a que los concesionarios van a invertir en los camiones para nada y a que el estado y el municipio van a poner las estaciones del Metrobús y la infraestructura para nada y a que todas las molestias involucradas para el usuario torreonense van a ser para pura pérdida de tiempo, dinero y espacio.

Por todo lo anterior que el grupo de concesionarios y de transportistas se negaron a firmar las actas de asistencia con tal de que no las usaran en su contra en un futuro. Aunque igual se comprometieron a escuchar a las autoridades en todas las juntas y a exigirles, al menos, un proyecto bien hecho. ¡Claro!, si de todas formas van a cumplirle el capricho a fuerza de Miguel Ángel Riquelme, pues al menos que hagan lo mejor que se pueda. Digo capricho a fuerza porque es obvio que el alcalde quiere hacer ver bien a su  gobierno con tal de que en unos meses pueda usarlo de propaganda bonita para su candidatura a gobernador.

Hay muchas, muchas ventajas monetarias y políticas para las autoridades el que se lleve hasta el final esta idea antimillonaria del Metrobús Laguna, muchas. El problema es que no hay las suficientes para que la gente que poblamos nuestra bella ciudad digamos con toda seguridad que sí queremos esta aberración en medio de nuestras calles.

Redes de Poder seguirá insistiendo en este tema. Por lo pronto, esperamos que la ciudadanía se entere de estas jugarretas del gobierno, se entere y comparta para no dejar que los mandatarios encariñados con el poder y con el dinero se sigan esparciendo por nuestras libres tierras norteñas.

 

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here