Test que demuestra que el 99% de las personas son prejuiciosas

0
99

Contesta qué piensas en cada caso, por ejemplo, “está mal” o “está bien”. Es importante anotes tus respuestas para poder darle una interpretación al final. Los nombres de los ejemplos son ficticios, cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia.
Empecemos:

Britany es esposa de Kevin, el mayor de tres hermanos varones. Britany sostiene relaciones sexuales con todos los hermanos de Kevin y no le importa que Kevin se entere.

Leonor decidió abortar a los dos meses de embarazo por considerar que su futuro bebé nacerá en un contexto muy hostil.

Johana, una jovencita de bajos recursos, le roba su cartera al gerente de una empresa.

Bryan miente a sus padres para poder ir a una fiesta el fin de semana.

Iván, de 36 años de edad, contrae matrimonio con Minerva, quien tiene 14 años.

Listo, has terminado.

Ahora debo advertirte que es posible que tus creencias de toda la vida sean cambiadas en los siguientes minutos de lectura, si estás de acuerdo con ello, sigue leyendo.

Desde que somos muy pequeños, nuestros padres, por lo general, nos enseñan lo que está bien y lo que está mal, nos indican, por ejemplo, que decir groserías no es correcto, que robar tampoco es correcto, que decir “salud” o “Jesús te ayude” después de que alguien estornuda es una buena acción, ser fiel en el matrimonio es correcto, en fin, una lista grandísima de reglas. Dichas reglas nuestros padres las aprendieron de sus padres, sus amistades, su religión (o ausencia de la misma), su contexto y bajo eso, también nuestros abuelos lo aprendieron de sus padres y cada nueva generación le va haciendo pequeñas “reformas” a lo que está bien y lo que no lo está.

Sin embargo, estarás de acuerdo conmigo, que hay cosas que para algunos son buenas y para otros son malas, entonces ¿quién se equivoca?, ¿quién posee la verdad?

Lo bueno y lo malo es relativo, no existe algo totalmente bueno ni algo totalmente malo, es como el yin y el yang, toda luz tiene la capacidad de proyectar sombras. Para ello analicemos cada ítem a ver qué tantos prejuicios posees aun:

1.- Existen lugares en el mundo donde se practica la poliandria, que significa que se tiene el derecho de casarse con varios hombres, y en lugares como Nepal, es normal que todos los hermanos compartan una misma esposa. Sin embargo, también existe la monogamia, donde sólo se puede tener una pareja. Ninguno es bueno, ninguno es malo, solo son.

2.- Diversas especies animales practican el aborto, las yeguas y los primates geladas son ejemplo de ello, existen otras que no lo practican. Ninguno es bueno, ninguno es malo, solo son.

3.- En una plática que tuve con un psicólogo que trabajaba en centros de rehabilitación social (cereso) me compartía que muchos de los delincuentes se les enseñó desde niños que es justo que exista un balance social, por lo que está bien tomar los bienes que te faltan de aquellos que los tienen de sobra, estas personas consideraban injusto estar presos. A otros nos enseñaron a respetar la propiedad ajena. Ninguno es bueno, ninguno es malo, solo son.

4.- La religión católica tiene como mandamiento no mentir. La sinceridad está altamente valorada en muchas sociedades. Sin embargo decir que existe Santa Claus, que viene el coco, que mi cabello es rubio natural o contestar “bien” sin convicción cuando te preguntan ¿cómo estás? son actos faltos de sinceridad. Entonces mentir no es bueno, ni es malo, solo es.

5.- En varios lugares del mundo el matrimonio infantil sigue siendo una práctica habitual, casarse con personas inclusive menores a 14 años aun sucede en Bangladesh o Colombia y los padres de estos jóvenes generalmente están de acuerdo con el matrimonio. Ninguno es bueno, ninguno es malo, solo son.

Si para ti la mayoría son malos debo decirte que es el momento de abrir tu mente pare ser más feliz, si para ti la mayoría son buenos considero necesario recordarte que vivimos en una sociedad y mientras vivamos en ella, sus reglas son las que valen, de esa forma te evitas muchos problemas. Si para ti lo bueno o lo malo depende del contexto, te estás acercando a dejar los prejuicios.

Si alguno pudo pensar que las leyes dictadas por su religión son las únicas verdaderas aún después de esta lectura, les informo que eso mismo pueden pensar los católicos, mormones, testigos de Jehová, islámicos, budistas, taoístas, hinduistas, judaízas, sintoístas, etc. Ninguna es buena, ninguna es mala, solo son.

Ahora, te toca a ti hacer el análisis sobre tu juez interno y la forma en que juzga el mundo.
Cabe aclarar que si bien considero el bien y el mal es relativo, defiendo la idea de no hacer daño a nadie y seguir las reglas de nuestra sociedad, puesto que al final, es donde estamos viviendo. No estoy bien, ni estoy mal, solo es mi forma de proceder.

Si conoces a alguien que deba conocer esta información, por favor compártesela, puede tomarte unos segundos cambiar la vida de una persona.

Si te interesa conocer los servicios de Coaching y capacitación que tenemos en Kimien Consultores, enfocados a expandir nuestra conciencia escríbenos a contactokimien@gmail.com

Te invitamos a dar like en nuestra página de Facebook y a considerar un donativo para este sitio periodístico, para que este periodismo independiente pueda seguir llegando a miles de personas, tu donativo será usado para investigaciones periodísticas que contribuyan al ejercicio de la comunicación, sin fines partidistas, tú puedes hacer la diferencia.

En esta ocasión, me despido con una frase de William Shakespeare:

“No existe nada bueno ni malo; es el pensamiento humano el que lo hace parecer así”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here