Un pueblo fantasma llamado Gómez Palacio

0
419

Las entradas parecen caminos minados, repletos de obstáculos que tienden a lastimar a los vehículos que por allí transitan. El aire brumoso y grisáceo atenta contra el esplendor de un río que ha venido a dar un brillo especial a la región. Las casas no tienen agua. Las calles no tienen pavimento. Las vialidades no tienen drenaje. La zona industrial parece que está en obra negra  y el centro histórico asombra por su palpable descuido.

Todo, absolutamente todo está mal en una ciudad olvidada por su estado, por su mismo ayuntamiento, y por una ciudadanía ocupada en sus propias necesidades y despreocupada por el entorno que la rodea.

Hemos señalado las carencias que tiene Torreón, ciudad que colinda con la capital industrial del estado de Durango, pero si en la Perla de La Laguna las condiciones son precarias, en Gómez Palacio se vive en la prehistoria.

Recién, hace unos días, se hizo el cambio de administración. José Miguel Campillo Carrete salió con la cabeza agachada y brillando por la ausencia de obra y trabajo.

El primero de septiembre, El Siglo de Torreón tituló su nota “Termina Campillo con más pena que gloria”, esto retomando las declaraciones de Cecilio Campos, presidente del PRD en el municipio. Campos afirmó que el abandono del gobierno estatal y la pésima administración de los últimos tres alcaldes rebollistas, ha desbarrancado al municipio a un rezago nunca antes visto.

Los gomezpalatinos están esperanzados con la nueva administración de Leticia Herrera, empresaria lagunera que siempre ha mostrado un arraigo desmesurado hacia su tierra. Herrera, hija del magnate y recién fallecido Carlos Herrera Araluce, por razones aún no entendibles para un servidor, es admirada, respetada y muy querida en Gómez Palacio. Ella, como senadora de la república, jamás promovió recursos o legislaciones que ayudaran a su región. Como alcaldesa en su pasada administración tampoco generó una inercia positiva que ayudara el crecimiento de una ciudad cada vez más atrasada.

En entrevista para el programa “Reporte 100” en Imagen Laguna, Herrera dio a conocer las prioridades de su gobierno, dicha emisión, además de la radio, también fue transmitida vía facebook live, y allí se notó a una Leticia que desconocía los pasos que se iban a tomar, leyendo y explicando a la vez lo que traía anotado en su acordeón y tratando de parafrasear cada idea que emergía de su boca.

Lo interesante fue cuando llegó el corte, Herrera en un plano más desparpajado y natural, afirmó haber sido víctima de algunos retenes instalados directamente por el gobernador Jorge Herrera Caldera para molestarla y entorpecer sus funciones. Dijo que no sabía sus razones, pero que no era la primera vez que trataban de ponerle el pie, asomando el motivo por el cual no fue candidata a la gubernatura del estado.

Leticia Herrera está ante un reto que la podría catapultar hacia la próxima gubernatura, o sepultarla hacia el encono y el resentimiento de una ciudadanía cansada, harta y desplazada por el gobierno centralista y negligente del estado.

En Gómez el cuerpo de seguridad es escaso, la infraestructura vial está hecha pedazos. Las posibilidades de empleo son raquíticas. El porcentaje de crecimiento económico es diminuto. Sus conexiones con Torreón y hacia distintas carreteras están en condiciones nauseabundas.

La ventaja que tiene la señora Herrera es que la ciudad no podría estar peor, que tiene todo para mejorar y que tiene a una ciudadanía ilusionada por la identidad que su familia ha creado con la región. Ahora sólo queda que asuma su responsabilidad, que se asesore correctamente y que trabaje para una población escupida y menospreciada por uno de los estados más pobres del país.

Redes de Poder le dará seguimiento a las acciones de gobierno de la alcaldesa. Gómez Palacio está olvidado. Los Herrera jamás le dieron el brinco de calidad que la ciudad necesitaba pero hoy, Leticia, tiene la oportunidad de cambiar esa visión y justificar el cariño irracional que tiene la gente hacia ella.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here