Información vía Animal Político

Genaro García Luna implementó durante el 2007 hasta el 2012 una estrategia de seguridad ineficaz, la cual fue avalada por el expresidente Felipe Calderón y que generó un incremento en homicidios.

El plan del ex jefe de Seguridad Pública dejó una desmantelada fuerza investigadora de la PGR, que perdió cerca del 60% de sus elementos, en beneficio de una nueva Policía Federal que se multiplicó por cuatro, pero resultó poco eficaz en reducir la violencia en el país, ya que la tasa de homicidios en ese lapso se duplicó.

Bajo la premisa de erradicar la violencia y someter al crimen organizado bajo la fuerza del Estado, el expresidente Calderón sustentó con un amplio número de elementos y de recursos públicos el proyecto de García Luna, según distintos datos e informes oficiales.

García Luna presume, en un balance elaborado por él, la captura de 2 mil 720 presuntos delincuentes e incremento en los decomisos de drogas y armas de fuego en su gestión, sin embargo, el país terminó con una institución clave debilitada y con una herencia, en ese mismo periodo, de 103 mil personas asesinadas, según los registros del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Esta semana fue detenido, ya que en Estados Unidos dicen contar con evidencias que probarían que el autor del plan anticrimen de nuestro país, se encuentra coludido, a cambio de millonarios sobornos, con el narcotráfico.

Genaro García Luna fue el jefe de la fuerza policial de la Procuraduría General de la República (PGR), esto durante el gobierno de Vicente Fox (2001 a 2006).

El jefe de la fuerza policial de esa etapa, apostó por un plan de profesionalización y crecimiento de la policía de la PGR. La corporación evolucionó de la entonces Policía Judicial Federal a la denominada Agencia Federal de Investigaciones (AFI).

Una de las mayores y consecuencias institucionales del ex jefe de seguridad fue la del desmantelamiento de la PGR, ya que en 2007, con la llegada de Felipe Calderón a la presidencia, Genaro García Luna dejó la AFI para asumir el cargo de Secretario de Seguridad Pública Federal. Convenció al presidente de que era necesario reforzar a la entonces Policía Federal Preventiva (PFP) dotándola no solo de mas elementos, sino de capacidades de investigación.

Para lograr eso, García Luna utilizó los recursos humanos y de la infraestructura material de la AFI. Por lo que ordenó la transferencia de elementos de dicha agencia a la PFP. El tema creció tanto que la nueva Policía Federal tomó por la fuerza edificios de la AFI, como el ubicado en Lomas de Sotelo en septiembre de 2008, cuando 300 policías desalojaron a 75 agentes investigadores.

El resultado de lo anterior fue el desmantelamiento de la policía investigadora de la PGR. Para 2008, su numero de efectivos había bajado a menos de 6 mil, y al terminar el sexenio de Calderón era de apenas 3 mil 400 elementos, una reducción del 57%.

El crecimiento de la Policía Federal en detrimento de la PGR impulsado por García Luna fue respaldado también con dinero, y mucho. Datos de los Presupuestos de Egresos, datos publicados por la Secretaría de Hacienda lo demuestran.

Para el 2008 el presupuesto de la Secretaría de Seguridad Pública, ya con García Luna al mando, se duplicó hasta llegar a los 17 mil 48 millones de pesos. Al contrario, el dinero para la PGR creció apenas por encima de la inflación, quedándose en 10.

Lectura Recomendada: Detienen a Gerardo García Luna el los Estados Unidos

Entre 2006 y 2012, con Genaro García Luna ya como secretario de Seguridad Pública Federal, la PFP se transformó en la denominada Policía Federal y su estado de fuerza general casi se cuadruplicó. Pasó de contar con menos de 10 mil uniformados a un total de 38 mil 285 efectivos al finalizar ese sexenio, de acuerdo con otra solicitud de transparencia.

En 2001, cuando llegó a la PGR para hacerse cargo de la policía de investigación, la tasa de homicidios dolosos en el país era de 13.8 asesinatos por cada 100 mil habitantes, pero a partir del 2007, la situación se deterioró progresivamente. Para 2012, último año de su gestión, la tasa de homicidios dolosos alcanzó una tasa de 18.3 casos, un aumento del 95%.

El numero total de homicidios, en los seis años del sexenio de Calderón y por ende de García Luna como secretario, fue de 103 mil 537 casos, según el reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here