Razones por las que lo bueno no cuenta…y no cuenta nada

3
79

El presidente, Enrique Peña Nieto,  presentó de forma diferente su cuarto informe de resultados. En lugar de sólo entregarlo al congreso y ofrecer un discurso, su equipo de brillantes colaboradores decidió hacer un foro con jóvenes destacados en el que Peña iba a ser cuestionado.

La expectativa por ver algo interesante fue nula. Todos los mexicanos que sintonizamos el informe sólo teníamos la enorme esperanza de que nuestro presidente nos arrancara una carcajada con alguno de sus resbalones y, así ocurrió. Varias veces.

1.- “Nunca dije que la gasolina ya no iba a subir de precio, mencioné que la luz eléctrica iba a ser más barata.”

2.- “Antes, el gobierno destinaba en subsidios para la gasolina el 70% de cada peso, es decir, siete centavos de un peso.”

3.- “Tuve errores metodológicos, no fue plagio.”

4.- “A veces en los viajes internacionales que debo hacer, ni tiempo me da de conocer los lugares que visito.”

5.- “Uno debe rendir cuentas desde su posición, yo no puedo como presidente encarcelar a un funcionario que no cumpla la ley, lo deben hacer las instancias correspondientes.”

6.- “Lo que es un hecho, es que ante las posturas de Trump, que representan una amenaza, era necesario hablar y hacerle sentir por qué México no acepta esas posiciones y por qué debe conocer la relevancia en esa relación con Estados Unidos. Insultarlo era más fácil, cruzarse de brazos era más fácil.”

7.- “No he presentado mi declaración 3 de 3 porque no han definido qué se debe hacer público, cuando lo definan, con gusto lo haré.”

Nadie creyó lo que el presidente trató de hacer con la presentación del informe, las preguntas fueron, algunas bobas, otras interesantes pero sin réplica y la gran mayoría eran dudas que llevaban a Peña a alardear lo que él sí ha hecho, lo bueno que nadie dice.

Los 43 siguen desaparecidos. En Tlalaya aún corre sangre. Nochixtlán sigue ardiendo.El ataque de Apatzingán continúa impune. El peso está devaluado. La tesis fue plagiada. El deporte mexicano organizado presume un estado de anarquía. Los pobres son más pobres y los ricos son más ricos. Los gobernadores siguen alimentando deudas bestiales y personajes como Moreira siguen oliendo el dulce aroma de la libertad. La Casa Blanca sigue siendo parte de un patrimonio mal habido. El diálogo no existe. Invitas a tu casa y recibes con honores a quien defeca palabrerías en nuestra contra. Eres un hazmerreír para el mundo. En el país ya no indignas, ya no enojas, ya no figuras, ya no tienes cabida.

Existen 120 millones de razones por las que lo bueno no cuenta. La gente no te quiere, no te respeta, y ya no espera de ti.

 

 

 

3 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here