Información vía Reforma.

El Sistema de Administración Tributaria dio a conocer la noche de ayer una comunicación en la que asegura que no perdonó ni condonó impuestos a una empresa acreditada a Juan Manuel Muñoz Luévano, mejor conocido como “El Mono”.

“El SAT no ha perdonado crédito fiscal alguno a los contribuyentes señalados en la nota periodística. Lejos de ello, en estricto apego a las disposiciones fiscales (artículo 146-A del Código Fiscal de la Federación), el Servicio de Administración Tributaria (SAT) cancela créditos por incosteabilidad en el cobro o por insolvencia del deudor”, explicó la dependencia.

Lectura recomendada: SAT cancela deuda de 92 millones de pesos a empresa del Mono Muñoz: Reforma.

El Diario Reforma publicó el día de ayer que a la empresa “Estación Mira Sierra S.A de S.V”, cuyo propietario es Muñoz Luévano, se le canceló una deuda superior a los 92 millones de pesos, así como a otro consorcio de nombre “Leadman Trade”, implicada en el fraude de Ficrea, a la que se le canceló una deuda de 7 millones de pesos.

“Esta cancelación sólo implica una baja contable en las cuentas públicas, es decir, no es un perdón fiscal, ni una amnistía, ni una condonación de deudas. Por ello, el contribuyente no queda liberado del pago. Si el SAT localiza o identifica bienes adicionales propiedad del deudor con posterioridad, entonces los créditos fiscales son reactivados contablemente y se procede al cobro”, precisó el SAT.

La dependencia federal explicó que el procedimiento de cancelación de deuda no es discrecional y agregó que no está orientado a ningún sector económico o empresa en particular.

“El SAT sólo aplica la cancelación prevista en la ley, cuando los contribuyentes, después de una investigación a detalle que realiza la autoridad fiscal federal, no tienen bienes propios o cuentas bancarias, con los cuales se puedan recuperar los adeudos mediante el procedimiento administrativo de ejecución.

“Aunado a ello, a los contribuyentes que se les cancelan créditos fiscales, al no extinguirse la deuda, se les llevan a cabo acciones simultáneas como son: inhabilitación de sus certificados de sellos digitales, con lo que no pueden emitir facturas o continuar con sus operaciones; se remite su información al Buró de Crédito; y a partir de esta administración, a la Unidad de Inteligencia Financiera y a la Procuraduría Fiscal de la Federación, para que éstas procedan conforme a su competencia”, detalló el organismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí