Slim, López Dóriga y Carmen Salinas con guaruras pagados por capitalinos

0
553
Gerardo Ruiz Esparza (ex secretario de Telecomunicaciones), Miguel Ángel Mancera, Enrique Peña Nieto y el magnate Carlos Slim. Foto: Sin Embargo

En contraste con las políticas de austeridad que enarbola el discurso del actual gobierno federal, la revista Proceso reveló este 11 de marzo que el anterior gobierno de la Ciudad de México, entonces presidido por el hoy senador Miguel Ángel Mancera Espinosa, brindó protección especial con cargo al erario capitalino, a diversos personajes de la farándula, política, medios de comunicación y empresarios, como el ingeniero y dueño de Grupo Carso, Carlos Slim Helú.

De acuerdo con lo reportado por la periodista Sara Pantoja en el portal del semanario Proceso, Slim Helú, el hombre más rico de México, así como sus hijos y otros familiares, tenían decenas de uniformados a su servicio, además de al menos dos motopatrullas.

Otro personaje del ámbito empresarial que gozaba de este beneficio, era Olegario Vázquez Raña, creador y presidente de Grupo Empresarial Ángeles, que cuenta entre sus activos al emporio multimedia Grupo Imagen; el cual a su vez posee el periódico Excélsior y los canales Excélsior Televisión e Imagen Televisión. Según el semanario, Vázquez Raña aceptó el retiro de escoltas, aunque pedía que le dejaran al policía de Tránsito que podía cerrar la circulación vehicular a su paso.

En el sector de los medios de comunicación, quien también tenía este privilegio es el presidente ejecutivo del periódico El Universal, Juan Francisco Ealy Ortiz. Respecto a él, la reportera informa que “hasta hace poco, cada vez que Ealy Ortiz entraba y salía de El Universal, policías en motocicleta o patrulla de Tránsito cerraban la circulación en la avenida Bucareli al cruce con el Paseo de la Reforma, y minutos después, cuando éste salía en su auto blindado, la liberaban. Fuentes de información aseguran que ahora ya no lo hace, pues los escoltas privados no tienen esa facultad.”

Entre los comunicadores, destacan en la lista la conductora de Radio Fórmula y TV Azteca, Lolita de la Vega, y el otrora conductor estelar de Noticieros Televisa, Joaquín López Dóriga. Según la información de Sara Pantoja, Lolita de la Vega, quien es viuda del político priista Nezahualcóyotl de la Vega y que nunca ha ocultado su estrecha cercanía con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), advirtió al gobierno capitalino que “los hacía responsables de cualquier cosa que le pasara”.

Entre las figuras políticas que tenían este servicio de seguridad, se encuentran el exsecretario de Movilidad y Gobierno de la Ciudad de México y mano derecha de Mancera, Héctor Serrano, quien hoy es diputado federal.

En días pasados Serrano, que llegó a su curul representando al Partido de la Revolución Democrática (PRD), renunció al partido junto con otros ocho perredistas como el ex jefe delegacional de Coyoacán, Mauricio Toledo. Con estas renuncias, el PRD se ha convertido en la octava fuerza política, la fracción más pequeña de todo el Palacio de San Lázaro. En información filtrada a diversos medios, aseguran que los diputados (por ahora independientes) buscan acercarse a Morena; a lo que la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, expresó su desacuerdo aunque respetará la decisión de su partido.

A José Ramón Amieva, ex jefe de gobierno capitalino y otrora suplente de Mancera, también le fueron retirados los elementos de seguridad. Solo el mismo Miguel Ángel Mancera los conserva, amparado por la ley que dicta que debe pasar cierto tiempo bajo seguridad, después de dejar el cargo de jefe de gobierno.

Por último, quien también tuvo que despedirse de este privilegio es la coahuilense, actriz de Televisa y ex diputada plurinominal por el PRI, Carmen Salinas. La comediante, quien antaño gozaba de simpatía y popularidad por gran parte del público mexicano, en los últimos años se ha visto envuelta en diversos escándalos relacionados con sus abiertos coqueteos con el poder político, en especial con el gobierno federal de Enrique Peña Nieto, así como por su desempeño como funcionaria.

Salinas mostró abiertamente su apoyo a Miguel Ángel Mancera (PRD) y a Enrique Peña Nieto (PRI), durante las campañas electorales de 2012 que los llevaron al poder. En un evento público con el perredista, la actriz fue señalada de homofóbica tras decirle a Mancera: “Tú acepta lo que sea, cualquier voto, aunque sea de joto”, lo cual causó la risa del entonces candidato. Sin embargo, la actriz desmintió que fuera homófoba.

En septiembre de 2015, ya como legisladora federal, Salinas fue captada durmiendo por el periodista José Luis Castro, durante una sesión de la Cámara de Diputados. La imagen no tardó en viralizarse en redes sociales. La actriz negó el hecho y reconoció que no tenía iniciativas de ley para presentar, “no la hagan de a pedo” (sic), lo cual genero una petición de Change.org con más de 152 mil firmas, exigiendo su renuncia. El escándalo se potenció cuando apareció una imagen suya en Periscope, junto con el reportero de espectáculos Gabriel Cuevas y gente de su staff, pintandole el dedo medio a sus detractores.

Durante todo el sexenio anterior, la exdiputada federal se convirtió en la mayor porrista y defensora de los gobiernos de Enrique Peña Nieto y del gobierno local de Mancera. En 2016, en una entrevista de Noticieros Televisa con la conductora Paola Rojas, la actriz llamó “mugrosos” a los críticos de la entonces primera dama, Angélica Rivera.

En 2017, mientras las protestas por el mega gasolinazo de Peña Nieto arreciaban en todo el país, la actriz aplaudió y justificó la medida: “El que tenga coche, que lo mantenga. No hay de otra, carnal”, declaró a la prensa.

En sintonía con el discurso de austeridad del presidente Andrés Manuel López Obrador, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, ordenó desde diciembre pasado reincorporar a los escoltas policiacos, a labores de seguridad pública.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here