Súper oficina de comunicación social, posible dificultad para periodistas locales: Alejandro Cárdenas

0
579

Alejandro Cárdenas, periodista, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Iberoamericana, y actual director de la estación de radio, Ibero 90.9, en entrevista con Red es Poder y alumnos de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, se sentó a charlar sobre la súper oficina de comunicación social que entrará en funciones durante el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el gasto de los gobiernos en publicidad oficial y el impacto que tendrá en el oficio de los periodistas locales el nuevo modelo de comunicación que implementará el político tabasqueño.

“Lo que anunciaron de una súper oficina de comunicación social, lo que va a generar es que se debiliten las oficinas de comunicación social locales, y eso lo que puede generar es que sea más difícil el acceso a información oficial por parte de los periodistas locales, porque todo está centralizado, entonces tendrían que estar viendo la forma de contactarse con la súper oficina de Presidencia.”

“Ya desde ahí, le facilitas a los de centro, pero quizás a los de los estados les complicas mucho la forma de tener acceso a información de gobierno. Desde ahí yo le veo una circunstancia que puede complicar.”

Los temas para el diálogo: el recorte a los medios y la centralización de la publicidad oficial planteado desde su campaña es que el gasto a medios de comunicación es excesivo y que ahora que está la transición él lo que dice es que se va a hacer una reducción del 50%, esto implica que para este año hay un recurso mucho menor al del año pasado por lo electoral, entonces esto evidentemente implica una baja importante en el gasto desproporcionado que se tenía en materia de publicidad oficial, que es publicidad gubernamental dividida en rubros de las administraciones federales, estatales y municipales; el rubro de lo que llamamos “propaganda” o “comunicación oficial”, que es el gasto en medios de comunicación.

“Evidentemente el anuncio que hicieron hace un mes o mes y medio, en el verano donde anunciaron los cambios, y estos anuncios se dieron durante sus puntos de austeridad, donde dentro de esos puntos entró la parte de publicidad oficial, pues claro que generó mucha expectativa, por el hecho de que haya una disminución.”

Cárdenas explicó que hasta hace unos meses no existía una ley que pudiera dar claridad en cierta forma de cómo se gastaba en publicidad oficial.

“Es decir, era discrecional, y esa discrecionalidad en términos de una oficina de comunicación social permitía muchos vicios. La controlaba Gobernación a nivel federal, y Gobernación es un área que tiene muchos inpropuestos por Andrés Manuel López Obrador, sus posibles efectos y diferentes aspectos del panorama periodístico en el México actual y próximo.

Durante el periodo de campañas, el entonces candidato por Morena y la alianza “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, habló del gasto en publicidad oficial como “excesivo”, y anunció la propuesta de recortar 50% dicho gasto y concentrar toda la comunicación en una sola oficina, la de Presidencia, como parte de sus “50 puntos de austeridad” presentados en julio.

El carácter excesivo del gasto a medios tuvo expresión en el sexenio de Enrique Peña Nieto, en el que según investigaciones de Fundar y Artículo 19, y publicado en Red es Poder, el gobierno federal destinó alrededor de 50 mil millones de pesos a la publicidad oficial, cifra que podría cubrir sobradamente el presupuesto anual de un estado, por ejemplo, Coahuila.

Como presidente Electo, AMLO ha reiterado estas propuestas de austeridad, lo que ha causado expectativa con el gobierno entrante y movimientos en algunos medios de comunicación, como El Universal y Reforma, por poner unos ejemplos.

En este contexto, Alejandro Cárdenas recibió al medio y los estudiantes en su oficina de Ibero 90.9, en el edificio “P” del campus Santa Fe de la “Ibero”, como se le abrevia. Eran alrededor de las 16:30 horas. La oficina se muestra con un escritorio largo con una computadora, una laptop, y un revistero donde hay papeles y una edición de la revista de la universidad.

Acompañan al escritorio del recinto una cajonera, una mesa redonda con un solitario libro encima – Local y Global, la gestión de las ciudades en la era de la información, de Jordi Borja y Manuel Castells. Este último fue entrevistado en Ibero 90.9 – y cinco sillas con forros azules alrededor. El color se extiende a un taburete y un sillón, puesto entre dos libreros. En este último está Alejandro Cárdenas, vestido con saco informal negro, playera de igual color, la cabeza cubierta por una boina gris en diseño de cuadros y pines colgados en los lados. Los libreros están poblados de títulos como “País de mentiras” de Sara Sefchovich, y carpetas con títulos como Acuerdos y Código de ética.

P. Desde su perspectiva, ¿cómo va a afectar el recorte de López Obrador a los medios?

“Lo que él está planteando desde su campaña es que el gasto a medios de comunicación es excesivo y que ahora que está la transición él lo que dice es que se va a hacer una reducción del 50%. Esto implica que para este año hay un recurso mucho menor al del año pasado por lo electoral, entonces esto evidentemente implica una baja importante en el gasto desproporcionado que se tenía en materia de publicidad oficial, que es publicidad gubernamental dividida en rubros de las administraciones federales, estatales y municipales; el rubro de lo que llamamos “propaganda” o “comunicación oficial”, que es el gasto en medios de comunicación.”

“Evidentemente el anuncio que hicieron hace un mes o mes y medio, en el verano donde anunciaron los cambios, y estos anuncios se dieron durante sus puntos de austeridad, donde dentro de esos puntos entró la parte de publicidad oficial, pues claro que generó mucha expectativa, por el hecho de que haya una disminución.”

Cárdenas explicó que hasta hace unos meses no existía una ley que pudiera dar claridad en cierta forma de cómo se gastaba en publicidad oficial.

“Es decir, era discrecional, y esa discrecionalidad en términos de una oficina de comunicación social permitía muchos vicios. La controlaba Gobernación a nivel federal, y Gobernación es un área que tiene muchos intereses, que es quien garantiza la estabilidad política de una nación y que evidentemente se sujetaba a intereses y a relaciones entre medios de comunicación de estos famosos “convenios” donde los que el contenido se volvía parte del gasto publicitario.”

Aclaró a su vez que los gobiernos tienen derecho a publicitarse, pero “el problema es que habían excesos, no había ningún tipo de control.”

Detalló también que “la publicidad oficial se volvió la forma en que los medios de comunicación recibían su tajada en su relación obscura, abstracta, de comunicación gubernamental, donde no sólo había una publicidad oficial, sino que había convenios donde estaban incluidas noticias, entrevistas, comunicados de prensa, callar cosas, que esa es la parte donde tenía una pata coja. Tampoco tenía la parte de que la publicidad oficial tuviera un contenido informativo-educativo. Era hacer spots y hablar de tarugadas, datos sin ninguna relevancia.”

El periodista mencionó la aprobación de una ley a mediados de este años por los aliados de Enrique Peña Nieto: el Partido Verde Ecologista de México, el Nueva Alianza – el cual perdió su registro en esta elección – y el PRI. Una ley que “se aprobó por imposición, sin ningún diálogo con la sociedad civil y con este grupo de varias organizaciones civiles llamado Medios Libres, donde están Fundar y Artículo 19.

“En esta lógica estamos ahorita: una ley que apenas va a arrancar el 1ro de enero de 2019, que se mayoritea y se impone sin diálogo con sociedad civil, que sociedad civil la impugna, y que hace unos días Morena acaba de presentar una nueva iniciativa. Ahí está la cosa. Evidentemente la ley que se aprobó es una ley que no resolvía las principales cuestiones. Resolvía algunas, pero las más importantes no, y la sociedad civil la cuestionó, y en ese sentido lo que ahorita está pasando es que todo el mundo está a la expectativa, pero ya se están dando movimientos en los medios.”

La entrevista, como sucede en cualquier conversación, tocó temas tangentes a las propuestas de Obrador de forma natural.

Uno de los estudiantes, de nombre Antonio Rosales, preguntó al periodista: ¿En qué sentido o hasta qué punto limita la libertad de expresión el uso y abuso de la publicidad oficial y la opacidad con la que se distribuye?

Cárdenas, originario de Torreón, Coahuila, no dejó fuera de este cuestionamiento a los estados de la República, al expresar con voz seria y moviendo constantemente las manos conforme sus palabras las guiaban:

“Porque a final de cuentas aquí en el DF la prensa sí podríamos considerarla un Cuarto Poder. Hay una gran cantidad de medios, hay una gran cantidad de diarios, de radios, de columnistas y periodistas que tiene un impacto mediático en su opinión. Pero en los estados, donde muchos medios de comunicación tienen muy poco peso político, donde son vulnerados, donde ahorita hay un nivel de violencia contra periodistas tremendo, pues donde se pueden dar elementos que minen directamente la libertad de expresión”.

Relacionó el tema con su natal Coahuila al mencionar a Grupo Zócalo, el cual con entre 20 y 30 medios en el estado, recibe miles de millones de pesos.

“Impresionante que un medio de comunicación tan pequeño estuviera recibiendo al nivel de medios de comunicación nacionales, y entonces – no hemos podido hacerlo pero estamos en la investigación – que eso te pudiera generar que la cobertura fuera favorable al gobernador Rubén Moreira y antes al ex gobernador y polémico gobernador Humberto Moreira.”

“Entonces sí hay una relación directa entre libertad de expresión y publicidad oficial porque entra la censura, tomando en cuenta México, que es un país donde la mayoría de la publicidad que reciben los medios ES [énfasis del entrevistado] publicidad oficial, a diferencia de otros países donde la mayoría de la publicidad que reciben pues quizás sea privada o quizás en el DF pueda suceder, pero también en el DF sucede que muchos medios lo que más reciben es publicidad oficial.”

Se le preguntó también si el recorte y centralización de los recursos, en lugar de liberar a los medios de sesgos pro-gobierno – argumento que ha sido uno de los favoritos de los defensores de las propuestas –, podría resultar en que los medios simplemente pasen a estar sujetos a sesgos de la iniciativa privada.

Después de señalar sus reticencias con una “súper oficina de comunicación social”, Cárdenas apuntó que “no sólo hay que hablar de lo privado, sino hablar de la seguridad, de los posibles poderes ocultos de los que habla Norberto Bobbio, que son los poderes económicos, los poderes políticos y los poderes de seguridad, en este caso, de la delincuencia organizada.”

“yo sí pensaría que puede ser un elemento, pero no sabemos qué vaya a suceder, no vayamos a saber qué es lo que pueda pasar”.

Opinó que una intromisión del sector privado en las líneas editoriales es una incertidumbre, pues “también se viene un momento difícil para lo privado” y recomendó que “los medios que tengan la capacidad de profesionalizarse, que lo hagan, y los periodistas que hagan un mejor trabajo periodístico y que empiecen a ganar audiencias, ya no porque tienen la propaganda y la publicidad oficial, sino por sus capacidades informativas”, esto último para ganar publicidad fuera de la gubernamental.

P. ¿Consideras realmente viable que la comunicación social del país se maneje en una sola dependencia?

“No es que yo lo pueda considerar viable, es que así se está planteando. Es decir, es una forma nueva de hacer gobierno, es una nueva forma de comunicar. Hay que ver cómo lo manejan, porque en este momento no lo sabemos, sería estar especulando. Lo único que yo te digo es que al centralizar algo lo que haces es que dejas huecos en las zonas periféricas, y en esa lógica podrían haber dificultades para acercarse a esa información.”

“No sabemos hasta dónde llegue esa centralización porque queda todavía muy general. Habría que esperar a que avance, a que tomen el control y a que veamos de qué forma podría empezar a darse esa dinámica, pero por donde se ve, parece que sería más difícil para los estados poder tener información de gobierno; esperemos que no sea así, esperemos que la dinámica sea mucho más formal.”

P. ¿Era inevitable para este periodo de transición que se despidiera a tantos periodistas? ¿Qué responsabilidades tienen los directivos de los periódicos en esta decisión? ¿Se fueron por lo rápido o por la mejor opción?

“Yo mencioné que es una posibilidad. Yo ahorita no he visto despidos masivos. Ha habido algunos cambios de algunos personajes clave dentro de los medios que eran identificados como anti-López Obrador, y estoy hablando del caso de Carlos Marín, que a final de cuentas nunca lo van a decir, pero es evidente que es una reacción lógica a un personaje que había mantenido una postura muy en contra. Y casos como él podemos identificarlos en los medios quizás como concesiones de los dueños hacia el nuevo sultán, por decirlo de algún modo.

“Pero a fin de cuentas no sabemos qué vaya a pasar, no sabemos si vaya a haber despidos: es lo que se presupone, pero no podemos aceptarlo. Ha habido despidos hace unos meses en medios nacionales, pero eso es otra cosa. Eso tiene que ver con la crisis que está viviendo el periodismo con la llegada de los medios digitales, con la disminución de la circulación de los medios impresos, con el cambio en la dinámica internacional, con las crisis que todavía se están viviendo – México todavía tampoco crean que estamos en una muy buena economía –, el rollo del dólar.

“No sabemos si vaya a haber despidos o no; podría ser una causa, pero a lo que sí va a pasar es que va a haber movimientos dentro de la lógica. Algunos periodistas puede que digan “okey, para que no me despidan, de aquí en adelante voy a adular a López Obrador”. Eso puede ser una opción. Y quizás otros sí era innegociable, personajes ya impresentables que habían asumido una postura completamente en contra.”

P. Como Ricardo Alemán, con la broma que hizo. Muy mala broma, pero broma…

“Bueno, pero eso fue antes de la elección, y sí lo despidieron de algunos medios, pero en el Canal Once volvió.

“Entonces en esa lógica no sabemos qué vaya a pasar, pero la realidad es que los medios de comunicación se acomodan, y vamos a ir viendo qué medios – y ya podemos ir identificando algunos – no van a perder su perfil crítico y qué medios se van a acomodar a la nueva dinámica de gobierno. Veamos cómo muchos medios de comunicación, tomando en cuenta los perfiles, van buscando periodistas que sean cercanos a la lógica del nuevo gobierno, entonces quizás vayan buscando periodistas con perfiles cercanos al nuevo gobierno, y vamos a empezar a ver periodistas en esta lógica, y es una especie de control de poder de los medios.”

“Me parece que le va a dar pluralismo, me parece que sí va a haber un poco de más pluralismo; veamos cuánto, porque no tenemos todavía mucha claridad. Se están moviendo piezas, pero todavía no hay demasiada claridad en qué tanto los medios van a empezar en esto. Lo que sí queda claro es que algunos ya están adulando al nuevo gobierno, o sea, porque la transición es muy larga ya hay una especie de adulación de algunos medios descarada completamente, y otros me parece que lo están viendo con un poco de perspectiva.”

La conversación volvió a tomar un giro al tocarse el tema de la extensa cobertura que AMLO y sus futuros secretarios de Estado están teniendo actualmente en medios nacionales. El doctor en comunicación por la Ibero concluyó que dicha situación, atípica para el sistema presidencialista mexicano, “Es un capital político que ganó con el resultado de la elección, y además que evidentemente Peña Nieto lo que ya quiere es irse, y él dice “me voy y me quedo calladito”. Es una lógica normal que se ha dado, donde ahorita prácticamente todos los medios siguen al gobierno que está en transición, a los nuevos, que están asumiendo ya una postura, y el gobierno federal dice “yo ya me voy, ya me quiero ir, me quedo callado y no me muevo.”

A su vez, mencionó una entrevista que tuvieron John Ackerman y Epigmenio Ibarra en Tv UNAM, de donde rescató que es una “lástima que la lucha contra la corrupción se volvió la bandera de lo que se llama ahora la Cuarta Transformación”. El techo fue mínimo, o sea, bastaba luchar contra la corrupción para ser revolucionario, cuando debería de ser una lógica natural de cualquier gobierno”.

Rosales volvió a intervenir para cuestionar al periodista si consideraba que estamos en una crisis de credibilidad y de audiencias de los medios tradicionales, especialmente después que algunos trataron de “levantar” la candidatura del abanderado del PRI, José Antonio Meade.

“Sí, claro” contestó Cárdenas, “es una crisis de los medios, pero no sólo es una crisis de credibilidad, es una crisis de plataformas. El periodismo está en un momento difícil, porque el elemento de ser un profesional del periodismo le daba a quienes hacen la información y a quienes traen la información de interés público a la sociedad, le daba la posibilidad de llevarles ese contenido. Con la llegada de los medios digitales, en el momento en que cada persona tiene una cámara en su celular, se vuelven periodistas ciudadanos.”

Sobre este mismo punto, trajo a la memoria la entrevista con Manuel Castells, quien diferenció entre “periodistas ciudadanos y ciudadanos periodistas.”

“Aquí estamos hablando de ciudadanos periodistas, porque son ciudadanos que suben la información. Le quitan a los medios el monopolio del tiempo real. Si ustedes se enteran de algo, se enteran antes en redes sociales, pero después, los periodistas siguen teniendo el monopolio de las fuentes, entonces los periodistas sí buscan a la fuente oficial, buscan al analista para explicar qué pasó, pero después del hecho. Ya no es que veas en la televisión el hecho en ese momento.”

Debido a lo anterior, consideró que el hecho de que el periodismo haya dejado de ser exclusivo de los periodistas “les da la oportunidad de reinventarse”, tomando en cuenta elementos adicionales, como las noticias falsas (fake news), porque las redes sociales “se ha permeado de un grupo de personas – no hablo de periodistas, pero sí hablo de personas metidos en la dinámica comunicacional –, perversos, tenebrosos, que encontraron muy fácil mover el hilo de los medios de comunicación desde los medios digitales para confundir. Es planeado.”

El torreonense ha escrito y publicado artículos sobre el manejo de los recursos en publicidad oficial, especialmente su expresión en los medios electrónicos. Enfocados en estas elecciones, reconoció que el caso de López Obrador “es interesante, porque gastaron muy poquito y tuvieron mucho impacto, y eso es algo que refleja una eficiencia en el gasto.” Mencionó especialmente a su equipo de prensa, Heurística Comunicación, y aunque “No podemos decir que no hayan hecho muchas mentiras, pero sí podemos decir que fue algo que se notó que gastaron mucho menos y tuvieron un impacto mayor. Le dieron la vuelta a todos.”

A pesar de esto, expresó que, contrario a la creencia que Internet esté suplantando a todos los demás medios de comunicación, “lo que pasa con internet y los medios digitales es que se expanden y se contraen. No es que todo el tiempo esté marcando la agenda, es que en ciertos contextos, en ciertos momentos tanto electorales como de candidatos como creativos-visuales, puede tener una relevancia y puede marcar agenda, volverse viral, “romper las redes” como dicen, e irse a los medios tradicionales, romper el cerco mediático.”

Afirmó que con las pasadas elecciones, y aunque el INE aún no controla del todo el gasto en medios electrónicos desde que comenzó a intervenir hace unos años “México se vuelve un modelo porque todo lo que se gasta, se la pasan los medios digitales.”
“me parece que es una cancha pareja, porque un candidato con mucho dinero en redes sociales puede tener una campaña muy exitosa, y al revés: un candidato con poco dinero también puede tener una campaña muy exitosa y no invertir en medios digitales. Podríamos decir que internet sí le da un nivel más plural a la contienda dependiendo de las capacidades creativas de los candidatos.”

P. ¿Alguna declaración que quieras ofrecer para cerrar?

“Sigan al colectivo Medios Libres, que es el colectivo que está en estos momentos de cierta forma, con un grupo de hasta 80 personajes y organizaciones civiles, son los que están atentos a lo que esté sucediendo en la materia, y que son una voz autorizada, y veamos qué pasa con esta iniciativa que acaba de meter Morena hace uno o dos días a través de Pablo Gómez. Van a pasar muchas cosas. Yo espero que el gobierno recapacite, el gobierno nuevo; de cierta forma tiene la posibilidad ahorita de derogar la ley ya que se impugnó. La queja que se había puesto ante las autoridades judiciales podría desecharse y podríamos entrar en un nuevo escenario donde en verdad haya cierta rendición de cuentas y ciertos beneficios que abonen a la pluralidad dentro del uso de los recursos públicos.”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here