El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, oficializó la imposición de aranceles del 25 por ciento a las importaciones Chinas. Con esta decisión, el mandatario estadounidense declaró la guerra comercial al país oriental y de paso a los principales mercados de todo el mundo.

La imposición de aranceles  tendrán un valor de 50 mil millones de dólares que contengan tecnologías industrialmente significativas, ya que Trump aludió que los chinos utilizan ideas ajenas para explotarlas en su mercado y luego venderlas, cayendo así en un robo a la propiedad intelectual.

El presidente tomó la decisión este jueves en una reunión con su Secretario de Comercio Wilbur Ross, su Secretario del Tesoro Steven Mnuchin y el responsable del Comercio Exterior, Robert Lighthizer.

Por otra parte, Pekín ya informó que responderá a estas medidas proteccionistas con acciones recíprocas y además quedarán anulados los últimos acuerdos alcanzados en esta materia tras dos meses de negociaciones en Washington.

La medida tomada por Trump contra el gobierno chino, se une a la reciente decisión de aplicar aranceles del 25 y 10 por ciento a las importaciones de acero y aluminio provenientes de México, Canadá y al resto del mundo, por lo que el ejecutivo norteamericano ha declarado públicamente la guerra comercial con sus dos vecinos, con China y con la misma Unión Europea.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí