A raíz de la balacera suscitada en la Ciudad Universitaria, en donde murieron dos personas producto de una riña entre narcomenudistas, el rector de la máxima casa de estudios, Enrique Graue, llamó en conferencia de prensa a cerrar filas contra la violencia porque indigna y lastima.

“A nuestros estudiantes les solicito que se alejen de aquellos que distribuyen sustancias nocivas para su salud; que entiendan que ellos viven mundos ajenos a los nuestros, que no son sus amigos y que representan relaciones de peligro e inseguridad”, afirmó Graue al leer un mensaje a la comunidad universitaria.

Graue también instó a que se realice una ardua investigación que conduzca al esclarecimiento de los actos violentos que ha vivido la UNAM en los últimos días y pidió que ésta desemboque en la detención de los responsables.

Sobre si se podría llegar  a considerar mantener vigilada la universidad con fuerzas armadas para bajar los índices de violencia, el rector aseguró que eso no es opción, ya que la violencia lo que único que acarrea es más violencia.

“Vivir constantemente en  un estado de vigilancia armada nunca fue, ni será, una opción a considerarse”, subrayó.

Los occisos, aclaró, no formaban parte de la planilla de estudiantes de la universidad y dedujo que la balacera quizás fue producto de los mecanismos de seguridad que la universidad ha implementado en las últimas fechas.

“Como Rector, asumo toda la responsabilidad por el efecto colateral de las medidas adoptadas y también lamento mucho la muerte de estos sujetos, pues a fin de cuentas, su muerte  es el  producto de la desesperanza en la que está envuelta una parte de nuestra juventud.”Decretó el rector en conferencia de prensa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here