¿A poco no…? La nueva generación y los viejos problemas

0
97
A poco no... La nueva generación y los viejos problemas red es poder

¿A poco no duele ver cómo se echa por la borda la esperanza y se condena al naufragio el futuro de chavas y chavos adolescentes de la nueva generación? Esta es víctima de los mismos viejos problemas: alcoholismo, drogadicción, embarazos que no se esperaban y menos aún se deseaban. Las cifras preocupan y deberían estar ocupando a las autoridades, pero sobre todo, a padres y madres de familia, a los maestros y a la sociedad en su conjunto.

El Centro de Integración Juvenil de Torreón encuestó a 7 mil estudiantes de nivel medio básico y a 3 mil padres y maestros. Se reveló que 50% de los adolescentes entre 12 y 15 años habían consumido alcohol y que hay violencia muy marcada en las familias de esos jóvenes, en cuyas viviendas pueden tener acceso a armas. En cuanto a drogas ilícitas, el primer lugar del consumo lo alcanzó la marihuana, seguida del cristal y la cocaína en tercer lugar.

Otro grave problema que, por desgracia, también va aumentando, es el embarazo en adolescentes de 15 a 19 años. Coahuila ocupa el 1er lugar nacional, según la División de Población de la ONU: 24 por cada mil mujeres. Pero en el caso del municipio de Francisco I. Madero, la diputada local Zulmma Guerrero Cázares, aseguró que promedia más de 90 embarazos por cada mil mujeres de esa edad. Durango está en 4° con 22.5.

Asimismo, el informe Perspectivas de Población Mundial de las Naciones Unidas, revela que México ocupó en 2018 el primer lugar en Latinoamérica y el segundo en el mundo en tasa de embarazos de niñas y adolescentes después de Estados Unidos. Nuestro país superó la media con 60 nacidos por cada mil mujeres entre 15 y 19 años.

Lectura recomendada: ¿A poco no…? De la apatía destructiva a la apatía constructiva

Todos estos datos deben llevar a preguntarnos qué estamos haciendo o qué estamos dejando de hacer para que estos problemas, lejos de disminuir, vayan en aumento; pero sobre todo: qué compromisos estamos dispuestos a asumir para cambiar el oscuro panorama de un futuro perdido en el alcoholismo, embarazos adolescentes y drogadicción por el brillante horizonte de un futuro luminoso y pleno de oportunidades en el que las nuevas generaciones dejen de ser víctimas de los mismos viejos problemas. ¿A poco no…?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here