Si deseas tener éxito o que alguien que conoces lo tenga, este artículo es para ti.

Todas las personas deseamos ser exitosas en algún momento de nuestra vida, asimismo la mayoría desea que sus hijos e hijas sean personas exitosas, sin embargo, pocas personas logran llegar a éste.

Una de las preguntas que con más frecuencia me han realizado en mis talleres y conferencias es justamente; ¿qué se necesita para tener éxito?, y la respuesta a esta pregunta siempre es la misma ¿para ti qué significa éxito? Las personas por lo general entienden el éxito como la fama, el dinero, viajes, lograr tus metas en la vida, hacer lo que pocas personas logran, ser el mejor en lo que haces, etcétera. Bajo estos conceptos abordaremos nuestro artículo.

Aún no existe una respuesta única y que aplique a todas las personas sobre qué se necesita para tener éxito, pero lo que sí existen son una serie de factores que coinciden con la mayoría de las personas exitosas. Malcolm Gladwell, en su libro Outliers, nos menciona las siguientes:

-La primer característica  que comparten la mayoría de estas personas es que empezaron a tener éxito después de 10,000 horas de práctica consiente aproximadamente. Con práctica consiente nos referimos a prepararnos durante 10,000 horas para ser sumamente buenos haciendo algo, y esa preparación conlleva el mejorar cada vez más. Así que si llevas 1 o 2 años tratando de destacar, no te rindas, sigue sumando horas.

-La segunda es una gran pasión por lo que se hace, un deseo ardiente de llegar a la cima, de lograr aquello que te propones, en otras palabras, que te encante lo que hagas. Ah, y muy importante, que sea una pasión que te dé la fortaleza de hacer los sacrificios necesarios para el éxito, por ejemplo, Paul Allen, cofundador de Microsoft, caminaba tres kilómetros diarios en la madrugada para poder acceder al super ordenador en la universidad de Washington, el cual estaba libre únicamente de las 2am a las 6am, ¿qué sacrificios estás haciendo que otras personas no estarían dispuestos a hacer? Eso marcará gran diferencia.

-La tercera es suerte, sí, así como lo lees, suerte. Tener las condiciones necesarias para lograr esas 10,000 horas antes que nadie te da una grandísima ventaja para un éxito enorme. Por ejemplo, Gladwell escribe que Bill Gates, en octavo grado, ya tenía acceso a un ordenador en el cual podía programar, en ese año inclusive la grandísima mayoría de estudiantes de universidad carecían de esa oportunidad. Gates tuvo el apoyo de sus padres para desarrollar sus 10,000 horas de práctica consiente antes que muchas personas, por ello su éxito explosivo. A esto se refiere con la suerte, situaciones que favorecen el desarrollo de ciertas habilidades y competencias que pocas personas logran desarrollar. En ocasiones las situaciones adversas se consideran parte de dicha suerte, es cuestión de perspectiva.

Una vez dicho esto, es momento de pensar ¿estoy haciendo lo necesario para llegar al éxito deseado?, si la respuesta es sí, necesitamos saber si esas horas son de práctica consiente, para ello el siguiente cuestionamiento ¿El desarrollo de mis actividades cada vez es mejor en base a trabajar con mis áreas de oportunidad? Si la respuesta es sí, una vez más, entonces vas por muy buen camino. Si tu respuesta es no en ambas preguntas, pero deseas el éxito, busca sesiones de coaching donde trabajarás de la mano con un especialista que te ayude a cumplir tus metas.

Si conoces a alguien que deba conocer esta información, por favor compártesela, puede tomarte unos segundos cambiar la vida de una persona.

Si te interesa conocer los servicios de Coaching y capacitación que tenemos en Kimien Consultores escríbenos a: contactokimien@gmail.com

Te invitamos a dar like en nuestra página de Facebook y a considerar un donativo para este sito periodístico, para que este periodismo independiente pueda seguir llegando a miles de personas, tu donativo será usado para investigaciones periodísticas que contribuyan al ejercicio de la comunicación, sin fines partidistas, tú puedes hacer la diferencia.

En esta ocasión me despido con una frase de Rick Warren:

“Si no estás cometiendo ningún error, no estás innovando, Si estás cometiendo los mismo errores, no estas aprendiendo”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here