Desde la entrada en vigor en nuestra región del nuevo reglamento de movilidad urbana, peatones, conductores de vehículos y diversos medios de comunicación han hecho notar la insuficiencia de señalamientos viales y urbanos en nuestras ciudades. Sólo basta voltear a ver cualquiera de las vialidades para constatarlo.

¿Qué es la ingeniería de tránsito? En esta ocasión me referiré a la página web del municipio de Torreón para tratar de dar respuesta, y en la que aparece un manual de organización de la Dirección General de Ordenamiento Territorial y Urbanismo que señala, entre otros cargos, el de Director de Ingeniería de Tránsito y Vialidad, que reporta directamente a la dirección general referida.

El objetivo del cargo aludido es llevar a cabo la administración, control, supervisión e instrumentación de las acciones necesarias en materia de movilidad, seguridad vial y control de tránsito vehicular y peatonal, para contar con una mejor movilidad urbana en el Municipio.

Dentro de las funciones principales que debe llevar a cabo están, entre otras, la de asegurar la instalación de las señalizaciones preventivas, restrictivas e informativas necesarias para el tránsito de vehículos motorizados y peatonal, diseñar los indicadores de evaluación de los programas de control de tránsito y vialidad, instrumentar las acciones necesarias en materia de movilidad, seguridad vial y control de tránsito durante la ejecución de proyectos de obra pública, instrumentar un sistema de registro y análisis estadístico de incidentes que afecten la operación vial, implementar la incorporación de innovaciones tecnológicas, dispositivos y sistemas que faciliten los procesos de control de tránsito.

La tarea no es simple, requiere de compromiso, dedicación, trabajo y, sobre todo, responsabilidad, pues de esta área depende en gran medida la seguridad de los ciudadanos, además de conocimiento técnico. Dicho  manual hace referencia a la NOM-034-SCT2-2011, relativa a los señalamientos verticales y horizontales de carreteras y vialidades urbanas.

Hay que agregar que uno de los ejes de gobierno del actual presidente municipal se refiere al programa de infraestructura y servicios públicos para la instalación de señalamientos viales y cuya meta es rehabilitar y mejorar la señalética vial con acciones orientadas a elaborar un inventario actualizado.

La convivencia urbana demanda acciones concretas, que vayan más allá de inventarios y promesas. Nuestra región demanda la atención urgente de este renglón en donde está en juego la seguridad de peatones, ciclistas y vehículos motorizados. ¿Qué más hay que esperar para que suceda?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here