La educación en la modernidad y posmodernidad

0
290

Esta será la última parte del pequeño relato en relación a la educación en las diferentes etapas históricas de la humanidad, claro, procuraremos en esta ocasión hacer un vínculo con Latinoamérica y México en especial. Este escrito abarcará desde los diversos momentos en que la Edad Media inicia el proceso de desarticulación entre las antiguas formas de poder y el surgimiento del sistema que nació para liberar de los diferentes yugos a los futuros burgueses, y a los trabajadores conocidos como siervos en un inicio y los nacientes aprendices que se convertirían en lo que Carlos Marx llamó proletariado.

El proceso de transición tuvo diferentes tiempos en los diversos espacios del mundo occidental, principalmente en Europa Central y Occidental. Como ya se mencionó anteriormente, la necesidad de salir delante de aquella época, en donde la forma de gobernar era autoritaria y los gobiernos eran hasta cierto punto autócratas, ya que la autoridad máxima se encontraba en EL Vaticano; ese salir adelante tenía varios significados y varios orígenes. Por un lado la población aumentaba, a pesar de haber vivido varias pestes y epidemias, y de vivir en la insalubridad física y mental total.

Para algunos educados por los frailes y que tenían mucha capacidad intelectual, lo mejor era vivir de otra manera, muchos de ellos, no sabían muy bien qué forma era la correcta, lo que si sabían era que lo más seguro e indispensable era alejarse de los feudos física y simbólicamente, además de que también surge la participación de la división de la Iglesia, y es precisamente Martin Lutero quien procura y logra esa división, esa es una forma en un inicio simbólica de que el único poder al que todos obedecían, no era del todo inquebrantable, más allá de permitir esa división, aislamiento y de tener una visión del mundo y de la vida muy diferente a la que había dominado durante más de mil años, todos aquellos que tenían la posibilidad de lograr una independencia económica, iniciaron la lucha material e intelectual para revolucionar esa clase de vida y buscar sus propias riquezas y libertad.

Los Señores Feudales lucharon para seguirse imponiendo, sin embargo la unión, hace la fuerza, y todos aquellos que eran sometidos buscaron su libertad en los diferentes lugares y los diferentes tiempos de acuerdo a sus posibilidades y a su educación. Surge una nueva era, llamada históricamente El Renacimiento, es decir, el hombre como especie vuelve a nacer, deja de verse como un instrumento más en los procesos de producción, se retoman formas y actitudes propias de los clásicos griegos y de los romanos, donde la educación era la máxima manifestación del hombre para su bienestar, claro queda destacar que esta educación era primordialmente para los hombres, las mujeres todavía no eran tan reconocidas como parte de la especia humana capaces de aportar algo significativo en el aspecto del pensar y de la educación.

El Renacimiento trae consigo el movimiento de La Ilustración, mismo que guarda un gran significado en la evolución del ser humano, ser un ilustrado significa ser un estudioso, que además pone a la orden de otros su conocimiento, o su sabiduría, ya que todo aquel que adquiere conocimiento y no lo comparte, es como si no existiera, por lo tanto no es un ilustrado. Con todo lo anterior surge la imprenta, esto tiene una importancia enorme, ya que a diferencia de los clásicos, los libros en primer instancia fueron manuscritos y todas sus copias lo eran también; con la imprenta la producción del saber, es decir la educación abre una brecha enorme y el conocimiento puede alcanzar dimensiones insospechadas en aquella época, estamos hablando de los siglos XIV y XV, en donde en la mayor parte de Europa se estaba dando todo esto.

No en todos los territorios sucedió esto de forma simultánea y debo aclarar que España fue de las últimas regiones que logró ilustrarse; esto es algo importante que recalcar, porque fueron precisamente esos españoles, los de esa época los que conquistaron la mayor parte de América, y que por consiguiente conquistaron a lo que hoy es México. No puedo decir que ser conquistados por los españoles fue lo peor, ya que yo llevo sangre española en las venas y mis apellidos son de origen español, eso sería renegar de mí misma y de los míos, sin embargo, si debo aclarar que muchas de esas costumbres, las que no fueron tan “buenas costumbres”, todavía perduran en nuestra actual cultura y en las culturas de la mayoría de los países latinoamericanos. También debo aclarar que los británicos que llegaron a imponerse y a conquistar el norte de este continente, tampoco fueron los mejores, al menos no todos, sin embargo, dadas las circunstancias geográficas y el adelanto económico, científico y cultural de los pueblos que inicialmente poblaron a nuestro vecino del norte, desarrollaron el capitalismo más rápidamente que el resto de la geografía americana. Cabe destacar que para que esto sucediera, también fueron brutales y masacraron a la población indígena hasta dejar a los sobrevivientes sin recursos, ya que también masacraron a millones de búfalos, con tal de que la población muriera de hambre, buscando que no quedara ninguno de ellos; casi lo logran. Es por todo lo anterior que menciono que no hay mejores ni peores, pero en relación al desarrollo del capitalismo, los españoles eran de los pueblos más atrasados en Europa durante la época de la conquista de América.

Retomando el tema del capitalismo, como sabemos éste surge del cambio paulatino en la forma de producir y generar riquezas, con los talleres artesanales, el maestro, el oficial y el aprendiz. Es de esta forma que en Europa, el maestro artesano va adquiriendo poco a poco el poder, ya que al aumentar el número de aprendices, ya no puede mantenerlos en su hogar, donde vivían varios de ellos, quienes a cambio de casa y alimento, se convierten en ese aprendiz que intercambia su trabajo por la enseñanza y el sustento. Al aumentar los aprendices y aumentar la venta de los productos, el maestro artesanal se ve en la necesidad de construir otro espacio donde tener a estos aprendices, poco a poco en trabajadores asalariados. Los aprendices tenían sus propias herramientas de trabajo, al realizarse este cambio, las herramientas de trabajo, la instalación y las materias primas se convierten en la propiedad privada del antiguo maestro, surge así la propiedad privada de los medios de producción y a los aprendices sólo les queda la fuerza de trabajo como propia, esto hace necesario que ellos busquen donde vivir y el maestro deja de llamarse maestro y se convierte en el burgués que les paga un salario, ya no los mantiene ni les da techo. Esta es la separación más importante en la gestación y desarrollo del capitalismo, y en las nuevas formas de educarse, ya no los educa el maestro, y algunos buscan poderse ilustrar de forma individual, de ahí surgen nuevos pensadores, aunque la Iglesia todavía está presente en esos menesteres.

De pronto surge una supuesta libertad para todos, pero el reparto de la riqueza sigue siendo desigual, y la educación comienza a ser poco a poco la indicada para la nueva forma de explotación del hombre por el hombre. No todos se pueden educar, eso significaría que pocos estarían dispuestos a vender su fuerza de trabajo por poco dinero a pesar de sus conocimientos, además de que el que se educa puede reconocer todo lo que hay a su alrededor.

En América y en especial en México, La Ilustración llegó tarde y el poder del clero lo controló todo en relación a la educación, como mencioné anteriormente esto tuvo un cambio significativo hasta La REFORMA, donde se le quitan los privilegios al clero y la educación toma un giro diferente, sin embargo no todos podían educarse, en el tiempo de La Revolución, al menos el 80% de la población mexicana era analfabeta y poco se logró en ese entonces; en estos tiempos, en pleno siglo XXI, ya no hay ese porcentaje de analfabetismo, pero debo aclarar que se da otra forma del mismo, ahora la mayoría de los mexicanos y de muchos latinoamericanos, al igual que norteamericanos, son analfabetas funcionales, aparentemente muchos saben leer y escribir, pero nunca lo practican, así que ese “conocimiento”, no les sirve de nada, pero esa nueva forma de “libertad” que se desarrolló después de la Edad Media, es casi la misma que ahora tiene en vilo y sin educación a la mayoría de nuestros habitantes, no hay duda de que mantener a los pueblos ignorantes, es la mejor forma de engañarlos, explotarlos y abusar de ellos hasta las últimas consecuencias. Las nuevas ideologías que pocos conocen y estudian, dan sus frutos a unos pocos y el resto se queda dormido en sus laureles, creyendo que son libres, y que son otros los pueblos que sufren por falta de libertad; esa es la educación oficial que se imparte en la mayoría de las escuelas del sistema. Sin embargo hay quienes ya están despertando y no nos debe extrañar que muchos de los cambios que se están dando, poco a poco resultarán en algún movimiento que acabe con este sistema, así, igual a los momentos en que los Señores Feudales desaparecieron, y los maestros artesanales tomaron el poder. ¿Quiénes serán los próximos dueños del mundo y de las diversas tierras y recursos? Esa es una incógnita, la verdad no creo que sean los que ostentan el poder actualmente en nuestras tierras, ni los que ostentan el poder en el mundo, ya que ellos sólo tienen dinero, pero no saben trabajar para conseguir alimentos, y los alimentos son la fuente de la vida, entonces ¿quiénes sobrevivirán a cualquier tipo de catástrofe?, aquellos que estén bien educados para la vida ( en esto cabe todo tipo de conocimiento teórico y pragmático), no aquellos que tienen más poder, en esos momento el dinero y el poder no sirven, solo la educación y la sabiduría. Los pueblos americanos, y digo “los pueblos” y otros pueblos que conocen sus recursos y saben trabajarlos, son los únicos que son capaces de sobrevivir ante muy diversas circunstancias.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here