La rotación de personal, pérdidas millonarias y su relación con la inteligencia emocional

0
167

La idea de escribir este artículo surge de una de las preguntas más comunes que me llegan a hacer clientes de Kimien Consultores y es si manejamos alguna capacitación para evitar la rotación de personal, les digo sí, trabajaremos su inteligencia emocional, es entonces que la duda y el escepticismo invaden su rostro, lo que me da a entender que no comprenden la magnitud de esto que llamamos inteligencia emocional.

Y para abrir tema te preguntaré si sabías que en ocasiones la rotación de un empleado puede costarle a la empresa en promedio un año de sueldo. La cifra suena descabellada pero Lyle Spencer y Signe Spencer en su estudio Competence At Work: Models For Superior Performance nos ofrece este fuerte dato. Ellos nos dicen que estos costos corresponden a diversos factores donde los más obvios son la búsqueda de otro elemento, con su respectivo proceso y capacitación del mismo, pero lo que no se ve en ocasiones son el impacto que esto tiene en la satisfacción y retención de clientes y a la menor eficiencia de todos aquellos que trabajan con el reemplazante durante su periodo de adaptación, a estos costos les llaman costos invisibles. Así mismo nos ofrecen datos escandalosos donde aseguran que sin importar que sean los puestos de menor sueldo, cuando se pierden muchos empleados, los costos para la empresa siempre serán muy altos.

Una vez explicadas algunas razones por las que se da la rotación de personal y los altos costos que esto implica para la empresa podemos pasar a la pregunta ¿qué relación guarda la inteligencia emocional con la rotación de personal?

Para que se comprenda mejor la respuesta a dicha pregunta debo mencionar que existe algo llamado aptitudes emocionales, que son capacidades aprendidas, basadas en la inteligencia emocional, que dan como resultado un desempeño laboral sobresaliente. Howard Gardner, psicólogo de Harvard, las relaciona con las inteligencias personales.

Hay un estudio de Hay/Mcber Research And Innovation Group donde se percataron que en una empresa internacional que se ocupada de fabricar bebidas contrataban a los gerentes de división con métodos tradicionales, obviando las aptitudes emocionales y enfocándose en rasgos como el grado de estudios, la experiencia laboral, entre otros aspectos; el resultado, cerca del 50% del personal contratado estaba fuera en los primeros dos años, la mayoría por un desempeño que no cumplía con las expectativas, problema de rotación de personal que costaba cerca de 4 millones de dólares a la empresa. Bajo una experta asesoría modificaron su forma de reclutar, ahora evaluando aptitudes emocionales como la iniciativa, confianza en uno mismo, liderazgo, entre otras aptitudes emocionales. La taza de retención fue increíblemente alta,  apenas el 6% de los gerentes de división salía de la empresa en los primeros dos años.

Analizando otros 3 casos de estudios de vendedores de industrias muy diferentes, realizado también por Hay/Mcber Research And Innovation Group encontramos que en una nueva empresa de computación, los contratados por sus aptitudes emocionales tenían 90% más de posibilidades de terminar su periodo de capacitación que aquellos contratados bajo otros criterios; en L’Oreal, los vendedores seleccionados por sus aptitudes emocionales, durante su primer año, presentaron un 63% menos de rotación, que aquellos donde estas aptitudes no se tomaron en cuenta; en una mueblería de ventas al menudeo los contratados bajo aptitudes emocionales presentaban un 50% menos de despidos que aquellos contratados bajo otros criterios.

Espero haber sido claro con la idea: A mayor Inteligencia emocional, mayor retención de personal.

A partir de la próxima semana comenzaré a escribir sobre las aptitudes emocionales en las empresas y naturalmente en la vida diaria, apoyándome en el padre de la inteligencia emocional, Daniel Goleman. Él menciona la existencia de 25 aptitudes emocionales, éstas están englobabas en 4 grandes competencias emocionales, competencias clasificables como personales o como sociales, competencias que integran lo que conocemos como la famosa inteligencia emocional, así mismo también compartiré datos sobre las herramientas y test avalados por Goleman para medir la inteligencia emocional.

Te agradecemos compartas este artículo con personas encargadas del departamento de RR HH, así como aquellos que aspiran a ser líderes, a emprendedores, empresarios y todos aquellos que les interese el tema de inteligencia emocional, ellos te lo agradecerán también.

Me despido en esta ocasión regalándote esta frase “Nadie puede volver atrás para cambiar el pasado, pero todos pueden intervenir en el presente para cambiar el futuro”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here