¿Quiénes luchan y por qué se lucha por los derechos a la vida?

0
677

Últimamente, de un tiempo para acá, se han puesto de moda varias corrientes a favor de la vida, su origen no es tan cercano en cuanto a tiempo se refiere, posiblemente el origen sea de diez, o quince años atrás, sin embargo, estas corrientes van tomando fuerza y su intensidad ha llegado a formar diversos frentes comunes, sobre todo entre las mujeres que luchan por el derecho a decidir por su cuerpo.

Sí, lo han adivinado, me refiero a la lucha en contra, o, a favor del aborto; los que están en contra de este acto le llaman homicidio, asesinato y protegen “El derecho a la vida del feto”, los que están a favor, o al menos a favor de que sean las mujeres las que decidan sobre su cuerpo y lo que en él guardan, o desechan, le llaman “Derechos de la mujer”, sobre todo en lo referente a la decisión de procrear, o no, bajo diferentes circunstancias.

En fin, la verdad no voy a discutir mucho sobre esto, afortunadamente en estos momentos de mi vida, no me veo discutiendo, o defendiendo una, u otra posición; sin embargo, como siempre, no me quedo con un solo tema, echo una mirada alrededor y busco explicaciones sobre temas como el expuesto arriba y comparo, difiero, contextualizo y me pongo a pensar y a reflexionar sobre otros acontecimientos que son por demás importantes y a los que pocos les hacemos caso.

Para mí, personalmente, es muy importante que más allá de que las mujeres puedan decidir o no sobre su cuerpo, y lo que significa, tener, o no tener, dar a luz, o abortar a un nuevo ser humano, al que todavía no sé cómo calificar, si el acto de abortar se realiza en determinado tiempo, lo cual, no dudo es un tema controversial. Me preocupa muchísimo, que hay otras vidas en las que nadie, o pocos ponen atención.

Por ejemplo, los hacedores de armas –por decirles de alguna forma- son principalmente originarios de las regiones del mundo en donde más se condena el aborto, específicamente por medio de sus religiones; los evangelistas puritanos, retrógradas que forman el grupo en el poder en Estados Unidos de Norteamérica, esos conservadores religiosos que ponen a Dios, su Dios –inventado por ellos- que no tiene mucha relación con otras imágenes del Dios judío, cristiano, o católico, ya que cada secta le da la interpretación que le acomoda, son los mayores productores de todo tipo de armamento, y lo venden al mejor postor, todo esto por el caso (no aislado por supuesto) que sirve para este escrito como ejemplo, de los niños en un camión escolar en Yemen, donde un proyectil fue lanzado contra ellos por Arabia Saudita, territorio que compra armas a los “gringos”, supuestamente porque están tratando de acabar con “Los terroristas”, es un hecho que como mujer y como ser humano me indigna, alguien debe decir, hacer algo para que estas atrocidades terminen.

Yo me pregunto, los nonatos tienen el derecho a vivir, pero los que ya nacieron, caminan, hablan, se educan en una escuela, son hijos amados por sus padres, más allá de su origen, religión, color de piel, de otras nacionalidades, etcétera. ¿Esos niños no importan?, ¿esos niños que se mueran?, al fin y al cabo ya nacieron, ¿ya no son un aborto? ¿Dónde queda entonces la moral, la ética humana, la religiosidad que condena al aborto?

No cabe duda, parte de la humanidad, en aras de la búsqueda de la riqueza y en el afán de ganar votos, para que siga reinando el poder, entre esta clase de individuos que producen y venden armas hasta a sus propios enemigos, para matar a toda clase de seres humanos, claro, que necesitan estar vivos, para poderlos matar, será por eso que no quieren que haya abortos, para poder usar en el futuro sus armas, y tener niños, adolescentes y adultos a quienes matar, de otra forma se les acabaría la riqueza adquirida por el uso de estos artefactos diabólicos, fabricados con la única razón, que es la de matar.

Es toda una incongruencia esta forma de ver la interpretación de la vida y de la muerte por estos tipos, me enfurece que así sea, y tal parece que esa es la razón de lo mencionado en un inicio, perdón si ofendo a alguien, pero no encuentro otra explicación. Son doble cara, son hipócritas, deshonestos, como diría mi madre: “Son come santos y caga diablos”.

¡HASTA LA PRÓXIMA!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here