Las Patronas dan lección humanitaria de atención a migrantes en Torreón

0
167

Desde 1994, en la localidad de Guadalupe, La Patrona, del municipio de Amatlán de los Reyes, Veracruz, un grupo de señoras habitantes de la zona se adhieren a las orillas de las vías del tren, mejor conocido como “La Bestia”, para regalar agua y alimentos a los migrantes que van de tránsito hacia los Estados Unidos.

Gracias a su labor humanitaria, este grupo de ciudadanas han ganado distinciones como el Premio Nacional de Derechos Humanos y una nominación al Premio Princesa de Asturias, en Concordia.

“Que hagamos conciencia, que todos somos humanos y que todos necesitamos de todos en el camino”, comentó Virginia Martínez, quien tiene año y medio unida al grupo.

El mensaje de este grupo de generosas mujeres es claro: los migrantes, son seres humanos igual que nosotros y merecen toda la ayuda que se pueda brindar.

“Es como decían en el video del migrante, no son extraterrestres, no son gente que les falta un brazo, que les falta una cabeza. Son como nosotros, son seres humanos que a nosotros en particular nos duele que no agarren comida, es algo más como del corazón”, agregó Karla Aguilar, quien desde niña soñó con formar parte de Las Patronas y que hoy ya tiene más de 11 años en la labor.

Lectura recomendada: “De 200 que éramos llegamos a Torreón sólo seis”: migrantes hondureños.

Antes de que la Guardia Nacional emprendiera un agresivo operativo para disminuir el tránsito de migrantes hacia el norte del país, el tren venía transportando a decenas y hasta centenas de personas, sin embargo, a últimas fechas el número se ha reducido. Este contexto, no ha detenido a Las Patronas, quienes de lunes a domingo se turnan para dar de comer a quienes lo necesitan.

“De mí es porque tengo a un hijo y anda por allá afuera, y pues yo siento que sí cuido por acá, a mi hijo no me lo van a dejar por allá solo, sé que Dios no me lo va a abandonar y va a encontrar familias buenas”, comentó Martínez.

El hijo de Virginia se fue a trabajar a Orlando, Florida, por ello dedica su vida a ayudar a migrantes en tránsito, porque de alguna manera todas esas personas representan a su hijo.

Virginia y Karla  llamaron a la empatía, a entender que el prójimo merece ser amado y extendieron la invitación para que la gente se sume a aminorar, a través de la ayuda y la concientización, la grave crisis humanitaria que viven personas en otras partes del país y del continente.

Las Patronas se presentaron la tarde de ayer en la Universidad Iberoamericana Torreón. En el evento se exhibió un documental que narra a detalle el trabajo que hacen en el estado de Veracruz, y después se pasó a una mesa de diálogo en la que compartieron sus experiencias.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here