Profepa responsabiliza a comunidad rarámuri de tala clandestina: vía Raíchali

0
121

Bocoyna, Chihuahua. – La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) responsabilizó a la comunidad rarámuri de Bawinocachi, Bocoyna, de la tala clandestina que hace un año comenzó a devorar su bosque.

En el acuerdo de emplazamiento con fecha del 15 de enero de 2019, la dependencia federal les notificó que abrió un proceso administrativo en su contra por supuestas omisiones en las que pudieron incurrir al permitir la deforestación.

“Al iniciar el recorrido de campo en la Comunidad Bawinocachi, Municipio de Bocoyna, Chihuahua, se observa (…) que se realizaron y están realizando actividades de explotación y/o aprovechamiento de recursos forestales maderables consistentes en el derribo y troceo de arbolado de pino en trozas de madera en rollo de pino por parte de personas de las cuales, el visitado, manifiesta desconocer su identidad y son ajenos a la comunidad”

La carretera que lleva a Bawinocachi parece un campo de batalla olvidado. A la orilla del camino se asoman varios bolillos de madera tirados e incontables coronas de pinos reducidos a ramas secas, consumidas por los incendios que provocan los “talamontes” cuando terminan su trabajo.

El cuadro se repite en los accesos al Ejido Panalachi y a los alrededores de Sisoguichi y San Juanito, comunidades en donde hace dos semanas fueron asegurados nueve aserraderos clandestinos en un operativo de la Fiscalía Zona Occidente.

Reportaje completo en Raíchali. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here