Los derechohabientes tienen que hacer largas filas para surtir sus recetas, pero en muchas ocasiones se enteran que no hay medicamento hasta llegar a la ventanilla. Crédito: Diego Santana / Vanguardia

Los derechohabientes tienen que hacer largas filas para surtir sus recetas, pero en muchas ocasiones se enteran que no hay medicamento hasta llegar a la ventanilla. Crédito: Diego Santana / Vanguardia

Los derechohabientes tienen que hacer largas filas para surtir sus recetas, pero en muchas ocasiones se enteran que no hay medicamento hasta llegar a la ventanilla. Crédito: Diego Santana / Vanguardia

Cargando....