La justificación de por qué los fiscales confiscaron esta casa de 3,300 pies cuadrados en los suburbios del centro de Texas permanece bajo sello. Era propiedad de una ex profesora de la Universidad Estatal de Texas vinculada sentimentalmente a Yarrington Ruvalcaba. La profesora nunca impugnó el decomiso y el gobierno de los Estados Unidos lo vendió en 2014 por 212,500 dólares.

La justificación de por qué los fiscales confiscaron esta casa de 3,300 pies cuadrados en los suburbios del centro de Texas permanece bajo sello. Era propiedad de una ex profesora de la Universidad Estatal de Texas vinculada sentimentalmente a Yarrington Ruvalcaba. La profesora nunca impugnó el decomiso y el gobierno de los Estados Unidos lo vendió en 2014 por 212,500 dólares.

La justificación de por qué los fiscales confiscaron esta casa de 3,300 pies cuadrados en los suburbios del centro de Texas permanece bajo sello. Era propiedad de una ex profesora de la Universidad Estatal de Texas vinculada sentimentalmente a Yarrington Ruvalcaba. La profesora nunca impugnó el decomiso y el gobierno de los Estados Unidos lo vendió en 2014 por 212,500 dólares.

Cargando....