Portada Reportaje
Image default

Acabo  de ver uno de esos filmes extraordinarios que juegan con la ciencia para estructurar una historia bastante significativa y compleja, o sea algo así como I origins, o como Interstellar, o como Another Earth, o como Frequencies.  Le digo extraordinaria a Arrival porque se sale elegantemente de lo ordinario y de lo real, se va hasta donde nuestra percepción aislada no ha podido llegar por la natural característica que tenemos de evitar toda concepción apolítica y afísica y ahistórica y apsicológica y asociológica y aquímica y a-todo conocimiento entendido y enseñado por el aprendizaje; quiero decir que fuera de todo lo ya sabido por la humanidad pareciera que no hay nada, que no existe y que como no es comprensible nos es inasequible para las mujeres y para los hombres.

Arrival, nominada a los Óscares, dirigida por Denis Villeneuve (Enemy, Prisoner, Sicario) y escrita por Eric Heisserer (The Thing, Lights Out) y actuada por Amy Adams (American Hustle, The Fighter) y por Jeremy Renner (Avengers, Bourne Legacy) y por Forest Whitaker (Rogue One, The Butler), es una película que basa su desarrollo dentro de la concepción ya gastada de un grupo de seres extraterrestres que aterrizan en distintos sitios de nuestra tierra. No obstante, acá es el manejo de dicha concepción lo que convierte a Arrival en un peliculón muy interesante, y es que para el final de la película no es el hecho de que sean aliens la carne y la papa de la historia, sino cómo su presencia abre la posibilidad a una visión mucho más amplia de la ciencia, de lo desconocido y de las inmensas versiones que puede haber de la existencia. De tal forma que uno se queda con las ganas de filosofar sobre la vida y de reducir los problemas tan nimios que vivimos y que maximizamos a absolutamente nada, teniendo en cuenta la extensión del universo.

Recomiendo Arrival para este Domingo Palomero porque su perspectiva presenta una evaluación y un análisis personal de lo que es el universo y de lo mucho que no sabemos de las habilidades que puede llegar a tener un ser vivo más allá de las leyes que conocemos y que podemos estructurar con la poca razón a la que hemos llegado como competidores invictos en la evolución.

Felices cinco de la tarde, feliz domingo de Óscares y provecho con sus palomitas.

Cargando....