investigación deuda, influencias y gastos sobre secretaría de inversión público productiva de Miguel RiquelmePortada Reportaje
Image default
Red es Cultura

El placer de viajar por Mace Medina

Agradeciendo la invitación y aprovechando el alcance que tiene este portal digital, decidí compartir con ustedes experiencias, consejos y reseñas de viajes realizados por un servidor con la finalidad de infectarlos con el virus del eterno viajero.

Muy probablemente se están cuestionando: Y ¿Quién carajos eres? Me presento. Mi nombre es Mace y soy oriundo de la perla de La Laguna. A mis 24 años, me encuentro a punto de entrar a la crisis de los 25 pero, por lo pronto, lo que más me llena es viajar. Pero no viajar por viajar o, como lo define el diccionario: Visitar o recorrer diversos lugares o países, por cualquier medio de locomoción.

No, para mí, al igual que para miles de viajeros, viajar representa un sinfín de definiciones donde cada quien acepta la que mejor le convenga.

Para encontrar su propia definición, uno debe saber qué tipo de viajero es. Pero no hay nada de qué preocuparse, para esto surge esta sección, para ayudar a encontrar esa motivación que está haciendo falta para atrevernos a tomar nuestra mochila y aventurarnos en la odisea más emocionante de nuestra vida.

Tal vez en este punto piensas que soy como ese típico amigo que nos invita a entrarle a su nuevo proyecto que resulta ser un multinivel, mejor conocido como pirámide. No es el caso, porque aquí el que más gana es el viajante. El que se arriesga a salir de su zona de confort. Y es que viajar es tan propio de la naturaleza que estaríamos atentando en contra al quedarnos en casa sumergidos en la rutina.  Viajar es parte de la esencia natural del humano, si no me creen, basta recordar un poquito de historia.

Los primeros hombres que habitaron la tierra fueron nómadas, y así se mantuvieron hasta que llegó la agricultura; pero aún tenemos ese instinto arraigado.

Los nómadas viajaban no por gusto, sino por necesidad. Cuando llegaban a cierto lugar que los abasteciera de refugio y alimento permanecían ahí hasta que los recursos se terminaran. Luego emprendían el camino en busca de un nuevo destino que pudiera mantener un tiempo más a la tribu. Luego apareció la agricultura y con ésta el sedentarismo. Cansados de vagar, los primeros habitantes de la tierra se percataron de que el ecosistema podía ser manipulado y así abastecerlos. Fue ahí que descubren la forma correcta de sembrar, de aprovechar el ambiente y comenzar a manipularlo a su antojo para crear refugios, ropa, herramientas y comida.
Hoy en día, después de tantos años y  una desmesurada modernización, el arcaico instinto de trasladarnos sigue presente, es por este motivo que la mayoría de las personas disfrutamos  viajar. Tal vez sea que aún no logramos superar esa impetuosa necesidad de movernos a otro sitio para encontrar lo que nos hace falta.  Probablemente ya no sea para buscar alimento o para buscar otro refugio, pero gracias al mismo tiempo que nos ha vuelto sedentarios, nos volvimos seres con necesidades emocionales y hasta espirituales.
Viajar es la única forma en que logras encontrarte cuando más perdido estás.

Tarea de la semana.

¿Y tú por qué viajas?

Los dejo con este excelente  video de uno de los mejores bloggers, sino es que el mejor, mexicano llamado Alan Estrada, o mejor dicho, Alan x el mundo y con texto de Cristian Cambronero, donde se habla a un yo de 20 años pero que sin duda puede ser bien entendido por cualquier persona de cualquier edad.

Mi nombre es Mace y nos vemos el próximo #martesviajero. Buen viaje.

Cargando....