Portada Reportaje
Image default
Literatura Red es Cultura

Linda 67 Historia de un Crimen, Fernando del Paso

Una gringa bellísima, inteligente audaz, culta, sensual y millonaria es sólo la introducción de una perfección aparente que responde al nombre de Linda. Por eso, David Sorensen, mexicano británico, se enamora de ella al conocerla, luego la conquista al hablarle y finalmente la posee al encontrarla desnuda y al comprometerse con ella. Pero así como el amor artificial nubla las necesidades propias del inconsciente en una relación de pareja que recién empieza, así se le nubló el raciocinio y la empatía una vez que el tiempo y la emoción del enamoramiento pasaron. En su lugar, colmó el odio y la avaricia y el placer sádico hasta conducir a David hacia planear, hastiado de la vida con Linda, asesinar a su esposa.

Linda 67 Historia de un crimen es uno de los retazos de talento interactivos en la literatura, Fernando del Paso aparece como un narrado excepcional, elegante y preciso porque narra el desenvolvimiento de un personaje que, en todos sus sentidos uno como lector lo siente sano, profesional y cariñoso, aunque, de una manera compleja, no lo es, porque resulta convertirse, al paso de la redacción, en un hombre que siente odio y aborrecimiento, un hombre quien recae en ese mundo donde matar es sólo otro acto común y corriente: un acto no ególatra sino, más bien, uno necesario. Así, el autor construye un montón de razones entendibles para cometer el crimen pero, sin embargo, hace notar que no son completamente justificables. Luego, construye también un ambiente social sumamente interesante y altivo, basado en la amistad, en el amor, en la riqueza y en la existencia. De manera constante, Fernando hace guiños al lector imperando en detalles sociales que te llevan más allá del protagonismo y del antagonismo, de los buenos y de los malos, del héroe y de la princesa; es entonces cuando uno expande el pensamiento y se relaciona con David, y también con Linda y con Olivia y con Chuck y con el inspector.

Linda 67 Historia de un crimen es un buen comienzo para aquellos que ya están aburridos de las prosas fáciles, o muy difíciles, porque yace en la lectura cómoda pero a la vez compleja igual. Yace, también en lo que yo considero la literatura mexicana franca, pura y sin vicios, la real literatura nacional que media entre las finuras del idioma español y también las desviaciones espléndidas de nuestro habla mexiquense.

Artículos Relacionados

La crítica de la crítica

Alfredo Loera

La mano de Carpenter

Jaime Muñoz Vargas

Cámara tras el hombro

Jaime Muñoz Vargas
Cargando....