Image default
Portada » ¿A poco no…? El rescate del Estado de Derecho
Columnas Destacadas Opiniones

¿A poco no…? El rescate del Estado de Derecho

¿A poco no…? | Juan Ceballos Azpe | @licjuanceballos

¿A poco no es alarmante la ausencia de un auténtico Estado de derecho en este país nuestro desde tiempos inmemoriales? Ejemplos de ello son los interminables casos de corrupción al cobijo del manto de la impunidad, la cifra negra del 90% de los delitos que no se denuncian y el 95% de ellos que no se castigan por deficiencias del sistema de procuración e impartición de justicia. La sobrepoblación de las cárceles en México es de 126% en promedio y lo paradójico del caso es que sólo el 5% de los delitos son castigados. ¿Qué pasaría si no hubiera impunidad? Para la Red TDT Todos los Derechos para Todas y Todos, que aglutina a 73 organizaciones civiles en 20 entidades, el país atraviesa por una grave crisis de seguridad, un vacío de gobernabilidad y una ausencia indignante de Estado de derecho.

Otra prueba de ello es que estamos en el sótano de la tabla en el Índice Mundial de Imperio de la Ley, del World Justice Proyect, que mide más de 40 factores que permiten dimensionar en la realidad práctica la existencia del Estado de derecho en la vida cotidiana de los ciudadanos. México ocupa el lugar 99 de 102 en materia de orden y seguridad, el 93 en su sistema de justicia criminal y el 91 en ausencia de corrupción. En el apartado Percepciones de Responsabilidad Policial, el Índice señala que la imagen que se tiene de los policías, es que actúan fuera de la ley, violan los derechos humanos de los detenidos y no son castigados, lo que no es ningún secreto para los mexicanos, aunque no deja de resultar penoso el “balconeo” a nivel mundial.

Te puede interesar: ¿A poco no…? Voces de ultratumba y cantos de progreso

‘Locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes’, dijo Albert Einstein y eso es lo que hemos hecho los mexicanos, gobierno y sociedad a lo largo de nuestra historia: darle la vuelta una y otra vez a los mismos métodos, repitiendo los mismos vicios arraigados, copiando conductas y actitudes que nos han hundido en el subdesarrollo económico, social y político porque no hay un respeto a la ley y a las normas que nos rigen, tanto por la clase gobernante como por la ciudadanía, salvo muy honrosas excepciones. De ahí que todos, sin excepción, debemos tomar conciencia de establecer como prioridad impostergable el rescate del Estado de Derecho. ¿A poco no…? ¡Ánimo!

Artículos Relacionados

¿A poco no…? De habitantes a ciudadanos

Juan Ceballos

Muchas reglas, muchas salidas, ¿de qué queremos escapar?

La vacuna no resolverá el problema

Leonardo Crespo
Cargando....