Image default
Portada » ¿A poco no…? Romper el paradigma del machismo
Columnas Destacadas Opiniones

¿A poco no…? Romper el paradigma del machismo

¿A poco no…? | Juan Ceballos Azpe | @licjuanceballos

¿A poco no resulta absurdo que en pleno tercer Milenio prevalezca la discriminación y el maltrato hacia la mujer? Sigue vigente la creencia del anacrónico concepto del sexo débil, pero es otro mito derrumbado: en muchos aspectos físicos, psicológicos e intelectuales, el género femenino supera al masculino: las niñas reconocen, hablan y se paran antes que los niños; las mujeres procesan las palabras con los dos hemisferios cerebrales y el hombre sólo con la parte izquierda; las mujeres viven en promedio 8 años más; una mujer de 55 kilos es más fuerte que un hombre del mismo peso; el sistema cardiovascular femenino es superior al masculino; en México el 50% de las mujeres cuidan a sus hijos sin la presencia o ayuda del progenitor; en el aspecto sexual la mujer es 1600% superior al hombre, quien tiene 19 puntos eróticos, mientras que la mujer tiene 96.

A pesar de que las mujeres son mayoría, ya que representan el 51% de la población mundial, el machismo aún prevalece y el sexo femenino en gran medida es relegado, agredido y explotado. Así, por ejemplo, 86% de las denuncias de violencia en México son de mujeres que han sido maltratadas psicológica, física o sexualmente. A nivel regional, en el 25% de las denuncias, las víctimas son mujeres, de acuerdo con datos de las respectivas fiscalías. En Torreón se recibe un promedio mensual de 250 llamadas de auxilio de esposas, hijas, madres o hermanas que son agredidas físicamente. Y la situación es más grave en el municipio de Gómez Palacio, donde es mayor la incidencia de maridos golpeadores.

Te puede interesar: ¿A poco no…? Los traidores, las minorías y los marginados

Además, 14 millones de mujeres entre 15 y 20 años de edad, dan a luz al año en el mundo. En México nace medio millón de niños de madres adolescentes anualmente y es la mujer rural quien con más frecuencia experimenta este embarazo prematuro. Y aun cuando la condición de la mujer mexicana y lagunera no se compara con la que se vive en Afganistán con el movimiento fundamentalista talibán o en otros lares como África, China, Japón y la India, todavía hay mucho que hacer para erradicar el machismo que prevalece en buena parte de la comunidad masculina, nefasta protagonista de la discriminación, los abusos y la violencia contra el género femenino, anacrónico paradigma que estamos obligados a romper. ¿A poco no…? ¡Ánimo!

Artículos Relacionados

¿A poco no…? Plantar pulmones: labor de todos

Juan Ceballos

“Somos el grito de las que no tienen voz”

Editorial

Convocan a «Mujeres creando, Mujeres luchando» en Plaza Mayor

Editorial
Cargando....