Image default
Portada » ¿A poco no…? Nueva mentalidad para el cambio
Columnas Destacadas Opiniones

¿A poco no…? Nueva mentalidad para el cambio

Por Juan Ceballos Azpe

¿A poco no es cierto que la llegada del coronavirus y la obligada ‘nueva normalidad’, aunada a la presencia de la pobreza material, cultural y espiritual nos obliga a un compromiso de lucha por el cambio de mentalidad y de costumbres? Esto conlleva la búsqueda del camino hacia la justicia y la paz, al tiempo de impulsar la renovación de las instituciones públicas que carecen de credibilidad y que, en el fondo, atraviesan por una crisis moral, lo que nos debe llevar a reflexionar en la necesidad de hacer un profundo análisis en torno a nuestro cotidiano vivir y a la forma en que podemos participar en el fortalecimiento de nuestra sociedad.

La crisis de credibilidad en nuestras instituciones, en todos casi todos los niveles, sean del gobierno, partidos políticos, asociaciones de profesionistas, organismos empresariales, etc., exige la actuación de una sociedad civil más consciente a través de ciudadanos con una nueva mentalidad que impulse el cambio necesario para la región y el país. Situaciones como el no saber trabajar en equipo, el no organizarnos adecuadamente, la dificultad para la coordinación de esfuerzos, la cultura del no pago, el paternalismo, la falta de una mentalidad triunfadora, el conformismo y la mediocridad, así como la impunidad y la corrupción, hacen necesario que todos hagamos un esfuerzo para transformar el círculo vicioso de nuestras limitaciones como individuos y como sociedad, en un círculo virtuoso tan amplio como nuestra voluntad, imaginación y creatividad.

Te puede interesar: ¿A poco no…? La cultura de la violencia

Para lograr el cambio, se requiere de la labor conjunta de padres de familia, maestros, jóvenes, líderes no institucionales que se ubican en algunos círculos empresariales, universitarios y profesionales. Todos, como individuos y sociedad, estamos destinados a ser el cimiento para construir esa nueva mentalidad que se requiere para prepararnos y enfrentar con éxito los retos que nos deparan los nuevos tiempos. Todos tenemos una misión qué cumplir: hacer un esfuerzo sobrehumano por adquirir esa nueva mentalidad que fortalezca la unidad social para impulsar el cambio que la región y el país tanto necesitan.

¿A poco no…? ¡Ánimo!

Artículos Relacionados

Entre semáforos y discursos: el avance de la pandemia en Coahuila

Editorial

La nueva normalidad en la Comarca Lagunera

Editorial

Piden que plan de regreso a la nueva normalidad en La Laguna sea con enfoque metropolitano

Editorial
Cargando....