Image default
Portada » A todos nos engañaron con el Metrobús Laguna
Destacadas Lo cotidiano Noticias regionales

A todos nos engañaron con el Metrobús Laguna

Editorial | @RedesPoder

A todos nos engañaron con el Metrobús Laguna. Decidimos iniciar de esta manera la editorial semanal porque mañana, 16 de noviembre, se cumplen 5 años del proyecto que todavía no funciona.

Cinco años de que Rubén Moreira, en ese entonces gobernador de Coahuila, dio el banderazo de salida. Cinco años en los que usuarios del transporte público y habitantes de colonias sobre el bulevar Revolución vieron modificadas sus rutinas, sus entradas, sus salidas, sus pasos peatonales.

Con una inversión cercana a los mil millones de pesos, la infraestructura que ya está construida comienza a deteriorarse. Algunas estaciones están vandalizadas y parecen basureros. El carril confinado ya se adhirió al pavimento convencional. El «embellecimiento» del bulevar Revolución más bien modificó y complicó las cosas para los peatones que diariamente cruzan la ciudad de oriente a poniente.

El Metrobús Laguna es, posiblemente, el engaño más grosero de la historia reciente de la región. No solamente son cinco años de espera, letargo e inversión. Desde su inicio todo fue confuso. En principio de cuentas iba a ser destinado sólo para La Laguna de Durango. Después el proyecto fue adoptado por Coahuila. Se dijo que iba a estar operando para noviembre del 17; luego para el 18, 19, 20, 21 y ya estamos por llegar al 2022 y no hay luces ni certeza.

A todos nos engañaron con el Metrobús Laguna porque, hasta la fecha, únicamente vino a complicar la movilidad en la ciudad de Torreón. El gobernador Miguel Riquelme no ha tenido ni la habilidad, ni la voluntad, ni el talento para llegar a un acuerdo satisfactorio para gobierno, concesionarios y usuarios, es decir, no ha sabido hacer política.

Te puede interesar | La inacabable ruta del Metrobús Laguna

Gerardo Berlanga, cabeza del proyecto durante estos cinco años, ha demostrado ser un funcionario incompetente, opaco y poco profesional. Valen estas expresiones porque el reflejo de su desempeño está sobre el bulevar Revolución, en un carril confinado y con estaciones deterioradas.

No es posible que, tras casi un lustro, las autoridades no hayan podido poner en marcha un proyecto que no tiene pies ni cabeza. Torreón, nuevamente, fue víctima de la ocurrencia, de la mala planeación y de la indiferencia de gobernantes megalómanos que no piensan en el bien colectivo.

Desde Red es Poder estaremos explorando esta semana la situación del BRT. Compartiremos fotografías, datos duros y abonaremos contexto. En la región la memoria es corta, por lo que tenemos la obligación de recordarles que, desde hace cinco años, a todos nos engañaron con el Metrobús Laguna.

Artículos Relacionados

La escasez del agua y la opacidad burocrática

Fernando De la Vara

IMCO señala que la economía lagunera está deprimida

Editorial

La burocracia que deja sin agua a las y los laguneros

Editorial
Cargando....