Image default
Portada » Café libertario a favor de México
Columnas Destacadas Opiniones

Café libertario a favor de México

Texto vía El Estado de La Laguna.

Amanece con fuerza, hoy es un buen día, un excelente día, tan bueno como cualquier otro para quien está dispuesto a partirse el lomo con alegría y utiliza su inteligencia agradeciendo con humildad lo que recibe tanto de la vida como de la colaboración de nuestros semejantes.

Nos encomendamos y nos lanzamos a la aventura de lograr hoy el pan de cada día y un poco más para la época de sequía. Esta es una estampa que cualquier lagunero reconoce, la escuchó de su padre o de su abuelo que asimismo la escucharon de sus ancestros. Nos inspira el espíritu indomable de quien sabe ganarse el pan.

Aquí en La Laguna, sabemos que no hay nada escrito y que cada día tiene su afán, por eso, todas las mañanas nos arremangamos la camisa, sonreímos, y le damos con fe al trabajo poniendo no solo nuestro empeño sino nuestra inteligencia y nuestra asertividad.

Osadía y esfuerzo, es el lema que mejor describe lo que circula por nuestras venas.

La realidad es una, inobjetable, la Comarca Lagunera es una región unida y cohesionada a pesar de haber sido artificial e irracionalmente dividida en 1785 después de casi 200 años de funcionar como lo que ahora entendemos es un estado. La Provincia de La Laguna vivió y se forjó en perfecta autonomía de 1594 a 1785 que es cuando nacen los estados de Durango y de Coahuila como ahora los conocemos.

Te puede interesar: Levantemos nuestra voz

¿Por qué somos una comunidad los laguneros? Porque a pesar de que desde Saltillo y desde Durango realizan todas las estrategias para sembrar división entre nosotros , y vaya que su muy preclara habilidad política les confiere una capacidad muy incisiva, los laguneros observamos el cielo y reencontramos el rumbo reconociéndonos en la labor, en el comercio, en la industria. Somos los mismos y así nos identificamos.

Vista desde las alturas, desde algún satélite, La Laguna se mira como una isla en medio de la nada, aislada por completo de sus distantes, ajenas y extrañas capitales de estado que son dos sólidos bastiones de manejo político poco productivo, devoradoras naturales de recursos a costa de los que trabajan.

Los laguneros hemos desarrollado una personalidad que es imposible de ocultar. Buenos amigos de Durango y de Saltillo dicen que somos de otro planeta y no se equivocan. Nosotros tenemos que esforzarnos el triple por obtener cada peso, no contamos con canonjías ni con herencias, solo tenemos nuestra inteligencia y nuestra voluntad para salir adelante. Durante doscientos años vivimos abandonados, solos, a nuestra voluntad dentro de la Nueva Vizcaya.

Desde que se crean los estados de Coahuila y Durango y se divide artificialmente a La Comarca, hemos tenido que soportar la irracional esquizofrenia de enfrentar dos leyes, dos voluntades, dos estilos muy ajenos que se aplican a mitad de nuestra casa para sorpresa, frustración y descontento de nuestras familias.

Es claro que seriamos más productivos si pudiésemos administrarnos a  nosotros mismos en unidad, bajo un solo mando, la República mexicana recuperaría una unidad productiva de primera con el Estado de La Laguna. Perderían Durango y Coahuila pero ganaría México, la suma final será tan positiva que es una verdadera insensatez no intentarlo, aquí, ahora, ya.

En cuestión de seguridad, ya existe el Estado de La Laguna. Para poder enfrentar la terrible ola de violencia criminal de 2008 a 2012, el Gobierno Federal se coordino con los gobiernos estatales de Coahuila y Durango para crear el mando único que tuviese autoridad sobre la Comarca Lagunera. De ser la quinta población más violenta del mundo, ahora somos la quinta más segura del país. Imaginemos los mismos resultados si se aplica tan sencilla, tan obvia estrategia a la economía, a la  planeación urbana.

No hay peor ciego que el que no quiere ver. La necedad tiene un límite.
Es por México, ¡Estado de La Laguna ya¡

Artículos Relacionados

Solicitan a candidatos a diputados federales creación del Estado de La Laguna

Editorial

Coahuila: cuarto con menos becas de Jóvenes Construyendo el Futuro

Editorial

¿A poco no…? La maldita ceguera

Juan Ceballos
Cargando....