Image default
Portada » Club Calor, una historia de éxito
Deportes Destacadas

Club Calor, una historia de éxito

El olor a rocío penetró cada uno de los rincones de la cancha. El césped verde y parejo asomaba que una batalla estaba a punto de comenzar. El olor a sudor y a esfuerzo que trascendía más allá del vestidor era una fiel señal de que el deporte y el amor tórrido e intenso siempre van de la mano. El golpeteo de los tacos con el suelo hacía vibrar de conmoción y expectativa al balón indefenso sabiendo que tras el pitazo inicial, una ola de brutales golpes en su morfología se comenzarían a ejecutar. Las ganas de consolidar un sueño casi irreal invadían y dominaban las piernas de los jóvenes que buscaban el triunfo para saltar a la cima y así postrarse en el primer lugar de su sector.

Club Calor, también conocido como El Calor de San Pedro, es un equipo que forma parte de la segunda división de talentos del fútbol profesional mexicano. El esfuerzo que los dueños han hecho por fortalecer a este equipo ha sido sobrehumano. Timothy Tolman, dueño del club, mencionó que el proyecto nació a partir de la iglesia que lidera su padre en San Pedro. En busca de penetrar en el extracto social dominado por la marginación y las drogas y el exceso, la directiva, desde hace unos años, se encargó de rescatar talentos que yacían extraviados en las penumbras de la calle para encausarlos hacia el deporte y alejarlos del abismo.

“El calor ya tiene dieciséis años de historia, y es un equipo muy querido aquí en La Laguna, ya está muy conocido en todo México.” Afirmó Tolman tras dar a conocer los antecedentes del equipo.

En Redes de Poder se han denostado los precarios manejos que tiene el ayuntamiento para armar programas de prevención social. Se han hecho esfuerzos como la construcción de la línea verde y diversas unidades deportivas, pero si éstas no se fortalecen con proyectos integrales que se enfoquen en la detección individual de jóvenes inmersos en problemas de adicciones, entonces sólo se vuelven espacios públicos para la diversión y la práctica del deporte.

Club Calor, a partir de la iniciativa de una iglesia evangélica en San Pedro de las Colonias, se ha dado a la tarea de ubicar y encausar a jóvenes con el talento para ejercer el deporte profesionalmente y darles así, una opción de vida. Actualmente el equipo se encuentra en la primera posición de su grupo tras la victoria ante los Alacranes de Apatzingán cinco goles contra cero. El proyecto marcha firme y busca con fiereza y decisión el ascenso a la segunda premier, que es la tercera categoría del fútbol profesional en el país.

El gol, como decía Eduardo Galeano, es el orgasmo del fútbol, el clímax de un esfuerzo y la celebración de todo un conjunto por llegar al objetivo. Las barridas, los gritos, las patadas, los sprints, la cancha, la afición, el clima, el arbitraje y el mismo club son los factores  que día a día se están fortaleciendo para así, edificar una cofradía repleta de bienestar y éxito.

Después del pitazo final, los jugadores se abrazan y se felicitan. El público que hizo presencia en la unidad deportiva de Gómez Palacio comienza a aplaudir. La música empieza a penetrar cada rincón del graderío y levanta los ánimos de todos los que están allí presentes. El equipo derrotado se marcha cabizbajo hacia su autobús para regresar a tierra caliente. El estadio se comienza a vaciar y el aire de triunfo se queda arraigado  en el verde césped que esperará quince días para volver a ser acariciado por once jugadores hambrientos de gloria.

 

Cargando....