Image default
Portada » Estrés, desempleo y sentimientos: Efectos colaterales de la COVID 19 en el 2020
Columnas Destacadas Opiniones

Estrés, desempleo y sentimientos: Efectos colaterales de la COVID 19 en el 2020

Diferentes Perspectivas | Tomás Del Bosque

Independientemente de los graves problemas en la salud física de la población y en los sistemas de salud del país, la epidemia del COVID 19 ha traído consigo efectos colaterales en cuestión de empleo, en la economía doméstica por la disminución de ingresos de las personas, así como en la salud mental y comportamiento de los ciudadanos, a través de la generación de miedo, inseguridad, tristeza y enojo.

De acuerdo a los resultados de la nota técnica México y la crisis de la COVID-19 en el mundo del trabajo: respuestas y desafíos publicada el 8 de octubre del 2020 por la Organización internacional del Trabajo, en México millones de personas trabajadoras se quedaron en casa, en teletrabajo, y tuvieron que enfrentar bajas de sueldo y despidos.  Entre sus principales hallazgos destacan una tasa del 11.7% de desempleo de la población económicamente activa, equivalente a 6 millones de personas, así como que un 44% de esa población económicamente activa se enfrenta al riesgo de sufrir reducción de horas y salarios, y que esta crisis originada por el COVID 19 no se compara con anteriores crisis.

De acuerdo con la investigación realizada por el “World Justice Project México” en el cual, a través de su estudio Resultados de la Encuesta de Acceso a la Salud y Estado de Derecho en el marco del COVID-19, SIMO Consulting encuestó a 2,352 personas mayores de 18 años en las 32 entidades federativas, publicando los resultados el 13 de noviembre del 2020, mencionando entre sus principales hallazgos que los tres impactos más frecuentes como resultado de la pandemia de COVID-19 incluyen problemas financieros, enfermedades derivadas del estrés y necesidad de buscar otro trabajo, así como que el 48.3% de las personas con un trabajo remunerado antes de la contingencia vieron afectado su ingreso.

Con el fin de dar una lectura alterna a los resultados de esta investigación de WJP, a través de la base de datos disponible en su portal, se realizó un análisis de factores a los datos de la sección “Desigualdad e impacto” para encontrar segmentos de comportamiento, el cual dio como resultado la identificación de tres segmentos diferenciados de comportamiento:

Se encontró un primer segmento en el cual las medidas de la cuarentena le ocasionaron una pérdida de empleo, una ruptura de una relación, faltaron alimentos en el hogar, se tuvo una enfermedad derivada del estrés, sin embargo, no tuvieron que suspender pagos de agua y luz.  Se encontró un segundo segmento en el cual los integrantes recibieron un sueldo parcial, tuvieron problemas financieros, así como un tercer segmento en el cual hubo un aumento en el consumo de alcohol y drogas.

Asimismo, se realizó a la misma base de datos un análisis de correlación a través de una matriz de variables, encontrando los siguientes resultados estadísticamente significativos:

En aquellos que respondieron qué se quedaron sin empleo, estuvo asociado a tener enfermedad derivada del estrés, a sufrir una ruptura de una relación, a que faltaran alimentos en el hogar, a dejar la escuela por no poder tomar clases a distancia, y a tener que mudarse de domicilio.

Aún en aquellos que respondieron que sí tuvieron el mismo empleo durante la contingencia, se asoció a tener una enfermedad derivada del estrés. En aquellos que recibieron sueldo parcial durante la contingencia, estuvo asociado a tener problemas financieros.  Finalmente, se encontró a través de este análisis que en aquellos en que les suspendieron el pago, estuvo asociado a la necesidad de buscar trabajo.

De acuerdo al artículo “Consecuencias de la pandemia COVID 19 en la salud mental asociadas al aislamiento social” (Ramírez, Castro, Lerma Yela, Escobar, 2020), los autores mencionan que “perder el control en este contexto es frecuente dado que la situación impide en muchos casos que la persona tenga certeza del resultado final o conozca el tiempo exacto en que se resolverá la crisis.”

Por lo que “esta incertidumbre y ambigüedad con respecto a la continuidad del empleo dificultan con frecuencia, al trabajador adoptar las estrategias de afrontamiento más efectivas y apropiadas para gestionar esa amenaza” (Sora, Caballer, Peiró, 2014)

Con el fin de encontrar un acercamiento de esta situación en el aspecto psicológico en la Comarca Lagunera, se revisó el reporte de AEME! Pulso Social, Asesores de Mercadotecnia, quienes a través de su investigación con metodología científica “Torreón en los tiempos de Coronavirus” publicado en cinco entregas durante los meses de abril y mayo del 2020, encuestaron a 201 habitantes de Torreón Coahuila respecto a diferentes temas, entre ellos sobre emociones vividas durante la pandemia durante ese periodo de tiempo.

Te puede interesar: Redes sociales, populismo y polarización

A los datos publicados en este reporte, se les realizaron varios análisis estadísticos, el primer análisis estadístico fue de límite superior e inferior, en dónde se encontró que lo más común dentro de la muestra de encuestados fue tener mucho miedo a contagiarse, a disminuir salidas de casa y a tener una alta afectación a su economía al día de la encuesta.   Lo menos común en la muestra fue sentirse seguro, seguir saliendo igual de casa y a sentirse enojado.

A través de un análisis de factores, se encontraron tres segmentos de comportamiento. Se identificó un primer segmento de personas que disminuyeron sus hábitos de salir de casa y se sienten tranquilos, pero sienten miedo a ser víctimas de un delito.  Se encontró un segundo segmento de personas que tienen poco miedo a contagiarse, pero se sienten frustrados y tristes.  Finalmente se encontró a un tercer segmento que se sienten seguros, por lo que no se quedan en casa y no tienen miedo a contagiarse.

Se aplicó un tercer análisis, en este caso de matriz de correlaciones de las variables relacionadas con sentimientos, en dónde se encontró que el sentirse frustrado está asociado a sentirse triste, que el sentir miedo está asociado al miedo por perder ingresos.  El sentirse tranquilo está asociado a haber disminuido salidas y a tener miedo de ser víctima de un delito. Finalmente, el sentirse enojado está asociado a haber tenido que disminuir las salidas de casa.

 Referencias Bibliográficas:

La inseguridad laboral y sus consecuencias en un contexto de crisis económica. Sora, Beatriz, & Caballer, Amparo, & Peiró, José María (2014). Papeles del Psicólogo, 35(1),15-21. ISSN: 0214-7823. https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=778/77830184003

Mental health consequences of the COVID-19 pandemic associated with social isolation. Ramírez-Ortiz J, Castro-Quintero D, Lerma-Córdoba C, Yela-Ceballos F, Escobar-Córdoba F. Colomb. J. Anesthesiol. 2020Sep.7 https://www.revcolanest.com.co/index.php/rca/article/view/930

México y la crisis de la COVID-19 en el mundo del trabajo: respuestas y desafíos. OIT, 2020 https://www.ilo.org/mexico/publicaciones/WCMS_757364/lang–es/index.htm

Resultados de las encuesta de acceso a la salud y estado de derecho en el marco del COVID 19, World Justice Project, México 2020 https://worldjusticeproject.mx/resultados-de-la-encuesta-de-acceso-a-la-salud-y-estado-de-derecho-en-el-marco-del-covid-19/

Torreón en los tiempos de Coronavirus, AEME/Pulso Social, 2020, http://www.aemetorreon.com/

Artículos Relacionados

Muere por Covid-19 Higinio González, secretario de educación de Coahuila

Editorial

Covid-19: Primera causa de muerte en los laguneros

Editorial

Secretario de Educación continúa delicado pero estable: Riquelme

Editorial
Cargando....