Image default
Portada » Del antiguo tocador
Columnas Destacadas Opiniones

Del antiguo tocador

Texto por Jaime Muñoz Vargas

En medio del temor y la incertidumbre, en medio de la inédita rareza traída por la pandemia, no falta cancha para el humor que mitiga un poco el aislamiento y la monotonía de las presentes horas. Llega por cualquier lado, sin que lo busquemos, ya como una presencia habitual en nuestras vidas. No todo tiene la misma fortuna, pero hay casos en los que tras el efecto cómico se agazapan guiños antropológicos. Por ejemplo, en diferentes formatos deambuló en las redes un meme que en esencia trabajaba el mismo asunto: suponer edad avanzada a quienes usan tal o cual producto y suponer también que el virus es capaz de detectarlo y atacar. Una suposición absurda, pero eficaz en términos satíricos.

El meme señala: “¡Eviten usar las siguientes marcas de jabones y cremas! Jean Naté, Agua de colonia Sanborns, Jockey Club, Heno de Pravia, Maja, Brut, Pomada de la Campana, Brillantina Brylcreem, Old Spice, Agra Brava, Wildrot, Glostora, Mentolato. Al momento en el que el virus lo huele, ya sabe que eres un viejito y te chinga”.

Al ver esas marcas no puedo no admitir que las reconozco porque vi que las usaban en mi entorno familiar y que yo mismo en algún momento me las puse encima, lo cual revela mi edad. Recuerdo incluso sus comerciales de televisión, lo mucho que antaño eran difundidas como marcas comunes en el tocador de cualquier adulto. Todavía es hora en la que no me explico cómo llegó a ser tan popular la brillantina Jockey Club (lavanda, maderas y vetiver, sus tres presentaciones) pese a que se trataba de una jalea grasosísima, útil para aplacar el pelo en su lugar, adherido al cráneo, pero igualmente agresivo, supongo, con el cuero cabelludo. Supongo también que la dificultad para anularlo con el baño fue lo que al final echó por tierra su popularidad hasta ser sustituido por los geles con base de agua. En el meme figura el Wildrot, una crema láctea y quizá un poco menos densa también usada como fijador de la greña. Era para hombres, y si no recuerdo mal sus anuncios tenían como modelos al tenista Raúl Ramírez (esposo de la miss universo venezolana Maritza Sayalero) y Miguel Marín, porterazo argentino de Cruz Azul.

Más de Jaime Muñoz Vargas: Continuidad de los virus

Para las damas era regalo habitual una cajita con jabones Maja. Jamás los olí, pues las mujeres recibían ese obsequio y nunca supe si en efecto incorporaban los jabones a su aseo cotidiano o sólo los conservaban como adorno.

Extrañé en la lista cierto perfume llamado Añeja Lavanda, uno de los olores más horrendos que recuerdo. No sé si sigue existiendo, pero es un hecho que sus efluvios ya no cuadran con los aditivos aromáticos de hoy. El caso es que hasta los olores son históricos (y por eso afirmé que detrás de algunos memes hay un guiño antropológico), es decir, responden a un gusto pasajero, son aprendidos.

Artículos Relacionados

Rastro y rostro del escritor

Jaime Muñoz Vargas

Boleto a Cortázar

Jaime Muñoz Vargas

Cien de Benedetti

Editorial
Cargando....