“La diferencia entre quién eres y quién quieres ser, es lo que haces”

Charles Duhigg

La pandemia aceleró el uso de herramientas tecnológicas en temas de capacitación y actualización, aunque la mayoría de la población no tiene acceso a estas opciones, por lo que la brecha digital entre los diferentes niveles socioeconómicos de la población parece ampliar la desigualdad, por lo que en estos momentos y a futuro, el papel de las empresas que ofrecen capacitación y que brindan las herramientas necesarias a sus empleados, puede ser un factor clave de movilidad social y de desarrollo de la sociedad, al facilitar y acercar a sus colaboradores opciones de capacitación para adquirir nuevas habilidades para afrontar entornos cambiantes como los que estamos viviendo.  

La pandemia de la COVID 19 aceleró el proceso de la capacitación y actualización en línea, lo que produjo un incremento exponencial de oferta en el mercado en cuanto a cursos bajo esta modalidad, que si bien ya tenían tiempo ofreciéndose, fue a través del entorno generado por la pandemia lo que propició que estas opciones fueran más atractivas y pertinentes.

Actualmente podemos encontrar una gran variedad de cursos y temáticas enfocados a la capacitación, tanto sincrónicos como asincrónicos, ofrecidos por Universidades, organizaciones e individuos, con apoyo de recursos como plataformas educativas y/o de videoconferencias, desde “Webinars y Podcast” con fines meramente informativos, hasta cursos con temas de baja, mediana o alta complejidad con recursos didácticos incluidos.

Actualmente las personas tienen a su disposición una gran variedad de opciones, en donde pueden optar por aquellos cursos en donde se pueda jugar un rol de espectador sin mayores pretensiones de aprendizaje, hasta aquellos en donde se tenga que jugar el rol de participante activo, en dónde tendrá que involucrarse y esforzarse en realizar actividades para poder desarrollar competencias específicas y aplicables.

Dentro de la oferta puede encontrar opciones gratuitas, o con precios que van desde unos cientos hasta algunos miles de pesos, dependiendo del proveedor del servicio, los objetivos a alcanzar, tema, complejidad, formato de entrega, instructor y recursos empleados.

Para tener una aproximación sobre cómo estos temas se desarrollan en la Comarca Lagunera, podemos citar que de acuerdo con los datos publicados por el IMPLAN Torreón en sus indicadores, en la categoría de Vivienda, se menciona que los hogares con computadora e internet en la Zona Metropolitana de la Comarca Lagunera es sólo del 29.35%.     Por lo que sólo en una tercera parte de las viviendas se puede tener acceso vía computadora a estas oportunidades de formación en línea.

Es importante también adentrarnos en el tema del papel de los centros de trabajo en la capacitación y actualización por estos medios, ya que cobra importancia no sólo a nivel de individuos y empresas, sino incluso a nivel de Región y País, tanto que la Organización Internacional del Trabajo menciona en su publicación “Capacitación y orientación profesional” que “Las empresas y los empleadores tendrán que realizar nuevas inversiones para aumentar su participación en la educación, la formación y la readaptación profesional de los trabajadores, con miras a apoyar el crecimiento económico

En México, el Artículo 153-A de la Ley Federal del Trabajo, en su primer párrafo menciona que “Los patrones tienen la obligación de proporcionar a todos los trabajadores, y éstos a recibir, la capacitación o el adiestramiento en su trabajo que le permita elevar su nivel de vida, su competencia laboral y su productividad…”

Lo que implica que brindar capacitación no es sólo una obligación para las empresas, sino que capacitarse también es un deber para los trabajadores.  La misma Organización Internacional del Trabajo, recomienda a los individuos que “para poder seguir siendo empleables, los trabajadores deberán actualizar proactivamente sus competencias o adquirir otras nuevas a través de la formación, la educación y el aprendizaje permanente.”

Te puede interesar: Perspectiva de los trabajadores de la salud sobre la pandemia

Partiendo de esta información, y para comprender mejor una parte del escenario local, se realizó una investigación utilizando algunos elementos de la Norma 035 de la STPS, con una muestra de 269 trabajadores de pequeñas y medianas empresas, lo que representa un índice de confiabilidad del 95% con un margen de error del 6%.

En los resultados de la investigación, se encontró con que el 51% de los trabajadores encuestados respondió que en su empresa les permiten asistir a capacitaciones relacionadas con el trabajo, el 45% de la muestra consideró que su trabajo le permite desarrollar nuevas habilidades, sin embargo, sólo el 35% respondió que la capacitación recibida les fue útil para hacer su trabajo, y sólo el 33% consideró que en su trabajo pueden aspirar a un mejor puesto.

Haciendo un análisis de correlaciones, se encontró con que las empresas que brindan capacitación a sus colaboradores está asociado a que los trabajadores cuenten con jefes que explican claramente los objetivos del trabajo, orientan y ayudan a los empleados a realizar mejor su trabajo.

Con este mismo análisis de correlaciones, se encontró con que aquellos empleados que consideraron que reciben capacitación útil para hacer su trabajo, está asociado a considerar que su trabajo les permite desarrollar nuevas habilidades, asimismo, está asociado negativamente a considerar que los cambios que se presentan en el trabajo dificultan su labor, dicho de otra forma, la capacitación útil les permite afrontar de mejor manera los cambios.

Fuentes:

IMPLAN Torreón, Indicadores, categoría vivienda 

Organización Internacional del Trabajo

Ley Federal del Trabajo 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí