Image default
Portada » ¿A poco no…? El rayo de esperanza que está electrocutando al país
Columnas Destacadas Opiniones

¿A poco no…? El rayo de esperanza que está electrocutando al país

¿A poco no…? | Juan Ceballos Azpe | @licjuanceballos

¿A poco no es cierto que la llegada de la 4T, trajo la renovación de la esperanza? Deseábamos ver el fin de las crisis sexenales recurrentes de los últimos 45 años. Sin embargo, ese rayo de esperanza se ha trocado en tormenta de desilusión entre la comunidad nacional informada, ante los desvaríos, bandazos, contradicciones, mentiras y pésimas decisiones gubernamentales, lo que lleva a preguntar: ¿Hasta qué punto la sociedad civil es responsable de esa desilusión por su conformismo, apatía y negligencia, al dejar todo en manos del gobierno con la falsa creencia de que a él le corresponde resolver todos los problemas? ¿Cuál es su responsabilidad al dejar hacer y dejar pasar a gobernantes que nada hicieron por el país, pero sí convirtieron dinero público en beneficio privado?

Es por ello que, ante la amenaza de un hundimiento nacional mayor al que llevaron tricolores y blanquiazules, los mexicanos debemos abandonar actitudes conformistas y acríticas, para asumir una nueva vocación de exigencia, participación, solidaridad y responsabilidad compartida porque, como lo dijo el filósofo y escritor Arthur C. Clark, “la tarea de gobernar es tan compleja y delicada, que no debemos dejársela sólo a los gobernantes”. Es necesario asumir nuestro compromiso con la nación, mediante la defensa del Estado de Derecho y la prevalencia de instituciones sólidas y confiables, cuya construcción le costó al país sangre, sudor y lágrimas (pero que la 4T pretende desaparecer), además de promover la práctica de principios éticos y valores humanos que nos conduzcan a una democracia plena.

Te puede interesar: ¿A poco no…? Maestros: aprender a enseñar

Para ello, debemos insistir en la necesidad de contar, primordialmente, con una ciudadanía participativa, cuya capacidad de reflexión y análisis crítico, así como su actitud positiva y propositiva, sean los factores esenciales del cambio que tanto ha esperado esta Patria nuestra y que se dará en la medida que todos contribuyamos a ello, despojando a los que aún están enceguecidos, del velo que no les deja ver la amenaza que acecha a la nación por la irresponsabilidad, incapacidad, ignorancia, megalomanía y soberbia de un gobernante extraviado que, siendo candidato, se erigió como el rayo de la esperanza, y hoy, siendo presidente, se está esmerando en electrocutar al país. ¿A poco no…? ¡Ánimo!

Artículos Relacionados

¿A poco no…? El amor a la patria

Juan Ceballos

¿A poco no? Lecciones del pasado para enfrentar el futuro

Juan Ceballos

¿A poco no…? El país de la simulación

Editorial
Cargando....