Image default
Portada » Laguna fragmentada
Destacadas Lo cotidiano Noticias regionales

Laguna fragmentada

Editorial | Red es Poder | @redespoder

La Laguna, como todos dicen, es una región con mucho potencial, que creció gracias al esfuerzo y a la solidaridad de quienes la habitaron a finales del siglo XIX y principios del XX.

Con el paso de las décadas La Laguna fue creciendo. Hoy es una zona metropolitana interestatal con más de un millón 200 mil habitantes. Hoy faltan agua, infraestructura peatonal y vial, empleo de calidad, progreso y desarrollo.

El Instituto Mexicano para la Competitividad publicó el último índice de ciudades. Éste toma parámetros del 2018 y sitúa a La Laguna en la posición número 13 de 15 ciudades con más de un millón de habitantes. En otras palabras, nuestra zona metropolitana es la antepenúltima menos competitiva de todo el país.

¿Por qué tanto rezago? En principio de cuentas la zona metro de La Laguna es, posiblemente, una de las más complejas a nivel nacional. Aunque no es la única interestatal, sí es la más grande que cumple con esa característica si obviamos al Valle de México.

Por un lado, colindamos con el estado más pobre del norte del país, Durango. La mayor parte del territorio duranguense es rural. Su aporte al PIB nacional es ínfimo y no han logrado avanzar como ellos quisieran en los últimos años. Por otra parte, en Coahuila los intereses de los empresarios se cuecen a parte. Coordinar y homologar esfuerzos podría ser una buena idea, pero por alguna razón nunca ha habido la voluntad política para emprender un verdadero proyecto metropolitano.

Mientras tanto, la ciudadanía que tiene que transportarse diariamente de Coahuila a Durango y viceversa continúa sufriendo. Los taxis no te cruzan, los sistemas de aplicación son víctimas de cacería, los autobuses no pasan continuamente y están en malas condiciones y las medidas de restricción impuestas por la pandemia agravaron aún más la relación interestatal.

La Laguna está fragmentada. El puente que algún día unió a la región y se forjó como un símbolo identitario hoy nada más funge como un nostálgico recuerdo. Hoy Torreón, Matamoros, Francisco I. Madero, San Pedro y Viesca, en Coahuila, Gómez Palacio, Lerdo, Mapimí, Tlahualilo y el resto de los municipios, en Durango, están olvidados.

Te puede interesar: Autoridades sin visión; zona metropolitana olvidada

No debemos pasar por alto que existen esfuerzos ciudadanos que han tratado de fortalecer a la zona metropolitana de La Laguna pero desde visiones opuestas. Por una parte, Metrópoli Laguna es una campaña que, mediante la interlocución con empresarios y autoridades, ha puesto en la agenda pública proyectos que sienten las bases de la soñada metropolización y, por otra, Laguna Soberana propone construir, desde abajo, un movimiento separatista para lograr la creación del Estado 33.

Estemos de acuerdo o no con sus visiones, desde sociedad civil se ha tenido que actuar para tratar de mejorar la calidad de vida de las y los laguneros. Mientras tanto, los gobiernos estatales y municipales continúan fragmentando a una región menospreciada y olvidada por un selecto grupo de gobernantes y empresarios sin voluntad para generar un cambio positivo.

Homologación de reglamentos, embellecimiento de calles, transporte público metropolitano, lineamientos coordinados. En fin, se podrían hacer muchas cosas para vivir como laguneros, en comunidad y no como personas extraviadas en su propia tierra.

Artículos Relacionados

«She Rocks» presenta primer tributo a Café Tacuba en La Laguna

Editorial

Baja percepción de inseguridad en La Laguna

Editorial

En La Laguna, 112 mujeres murieron de cáncer de mama en el último año

Editorial
Cargando....