Portada Reportaje
Image default
Destacadas Lo cotidiano

Las puertas que se cierran

Durante las últimas semanas, Red es Poder ha estado generando una serie de investigaciones que vinculan al Diputado Local, Shamir Fernández, con un conflicto de interés asociado con sus funciones como  notario y funcionario al mismo tiempo. Recorriendo el círculo cercano del diputado, nos hemos percatado que el rumor se ha esparcido por las notarías y por el mismo partido tricolor, pero nadie ha querido hablar.

Hemos venido recapitulando cada una de las leyes que dictan expresamente que un Notario Público puede perder su FIAT en caso de ser, a la vez, funcionario público. Existen también documentos en transparencia que aseguran que Shamir jamás pidió licencia para trabajar como diputado local.

En busca de establecer un sustento jurídico con testimoniales, decidimos visitar al presidente del Colegio de Notarios de Torreón, Abelardo Díaz Garza quien, pretextando que su agenda ha estado muy ocupada, no nos ha recibido después de cuatro visitas.

Al no recibir ninguna respuesta, nos dirigimos a las instalaciones del PRI en Torreón para buscar a su presidente y dar el derecho de réplica que cualquier personaje que es objeto de una investigación merece. Después de subir unas lindas escaleras de madera y de recorrer el fornido y amplio edificio del partido, encontramos a una solitaria secretaria quien, nerviosa, nos dijo que Fernández no se encontraba y que le dejáramos nuestros datos para que él se comunicara, cosa que tampoco ocurrió.

Al respirar tanto rechazo, fuimos a visitar a distintos notarios solo para recibir el punto de vista legal que necesitábamos para complementar nuestro reportaje, después de recorrer cinco notarias ubicadas en el centro de la ciudad, ninguno de sus titulares quisieron abrirnos las puertas, dejando entrever que sus intereses políticos y los favores que deben a quienes les dieron la licencia, los obliga a mantener una postura poco comprometida.

Con esto no queremos decir que todos los notarios estén coludidos con las irregularidades que existen en su entorno, sino que es muy complicado, por la presión que el sistema ejerce sobre ellos, obtener una declaración sincera, franca y transparente.

Es importante recalcar que el artículo sexto de la ley del notariado del estado de Coahuila indica que el ejercicio de la función es incompatible con responsabilidades como las que Shamir Fernández ostenta. El conflicto de interés es aún mayor porque, en junio de este año, encontramos una transacción en el registro público de la propiedad en la que se ven involucrados Miguel Riquelme como comprador y Shamir Fernández como fedatario público.

La ley también indica que toda transacción que se haya hecho con alguna irregularidad, quedaría nula. ¿Acaso Shamir Fernández está siendo protegido por el alcalde y próximo candidato a la gubernatura del estado?

En la siguiente entrega develaremos de manera más específica las explicaciones legales que comprometen el FIAT notarial e, incluso, las aspiraciones políticas de Shamir Fernández.

Cargando....