Image default
Portada » Los trozos de controversias
Colaboraciones Destacadas Opiniones

Los trozos de controversias

Patricia Hernández González | @phg02041

Cuando un año termina, no siempre acaba de irse tan pronto como quisiera. Está la continuación de los sucesos, del parquear lo acontecido. Quedan a la vista las portadas, los encabezados, los anuarios, el análisis noticioso, el balance, las predicciones, lo relevante y destacado, todo en una burbuja multipensante.

Los tiempos están en los trozos de controversias que no terminan de morir, de otras que acaban de nacer, que se tocan y se apuestan al descubierto, divulgadas en cantidad de publicaciones donde las formas, los contenidos son estrategias de monitoreo. Editadas para una cantidad de adaptaciones que va alentada a la opinión pública. El revés tan necesario para hacer la mejor maniobra de lo acordado en las mesas de redacción. 

Hace décadas no hubiera imaginado a algunos personajes de los grandes corporativos, escribir, hablar con la forma en que lo hacen ahora. Lo cierto es que los finales que analizan sirven para dos cosas: para convencerme a mí misma y para convencerme a mí misma.

Ante la insistencia, sería pertinente definir cómo hacen algunos capaces de componer un aspecto esencial a versiones grotescas y tontas. Tan lejos del pulso real y tan cerca de la absurda degradación. No sé si su afán obedece a sus narrativas moralizadoras o artificiosas que los tiene tan felices de creerlas únicas e irrefutables. Claro, alentados por la popularidad, el nivel de audiencia y de consumo, el gran público, interpretado muy ampliamente de una forma tal que justifica todo, todo, en defensa de la libertad.   

Te puede interesar: Instrucciones para llorar

Tanto dicen que modificar ya es la mirada maniaca para ilustrar el clima (des)favorable. Y si bien esto es terrible y hoy es un estallido, justo harían en autonominarse qué son para tratar de razonarlo.

Me temo que va a ser muy difícil que el año 2020 se quede en paz o lo dejemos ir. La segunda década de este siglo resiste el asalto combinado de lo es que es correcto y políticamente aceptado. Reflexiona hacia un nicho de la humanidad que deja la pandemia a un mundo en solitario y decadente. Sostiene contra todo en circulación una demanda a experiencia histórica, para exigir lo que ya no es posible aceptar que vuelva a suceder.

Artículos Relacionados

Suma Coahuila dos feminicidios en 2021

Editorial

Qué aprendí en un año, diez, treinta o un día completo

Patricia Hernández González

¿A poco no…? 2018: el fin del miedo y el principio de la esperanza

Juan Ceballos
Cargando....