Portada Reportajeinvestigación deuda, influencias y gastos sobre secretaría de inversión público productiva de Miguel Riquelme
Image default
Destacadas Lo cotidiano Noticias regionales

Sin reparación del daño no hay justicia

Editorial | @RedesPoder 

Las madres poderosas, mujeres que han perdido a sus hijas y familiares víctimas de feminicidio, levantaron la voz y, todavía, nadie les escucha; exigen justicia.

A propósito del Día Internacional de la Mujer, conmemorado hace una semana, este colectivo de mujeres instaló una serie de cruces y fotografías sobre la Calzada Colón, a contra esquina de los tribunales municipales. Sus hijas, en diferentes momentos y años, fueron asesinadas, en gran parte, por varones que estaban dentro de su círculo de confianza.

Hasta el momento, el acceso a la justicia ha sido sólo un sueño, una utopía. Los trámites en las fiscalías, los tratos con los y las agentes del Ministerio Público y las resoluciones de los jueces dificultan que las madres obtengan paz y tranquilidad.

Las concentraciones feministas nos ayudaron a entender, a escuchar y a visibilizar algunos de los grandes problemas que enfrentan las mujeres en la región y en México. En este caso, las madres poderosas, quienes trabajan día y noche por acceder a la justicia, todavía no son escuchadas por las autoridades.

El antimonumento instalado sobre la Calzada Colón recuerda los nombres y los feminicidios en contra de Karen, de Claudia Alejandra, de Perla, de Sharon, de Ana, de Berenice, de Cecy, de Danna, de Elizabeth y de muchas mujeres más cuyas historias ni siquiera conocemos. Estas expresiones duelen y duelen porque algunos de esos feminicidios sucedieron en 2015 o en 2016 o en 2017 y pasan los años y los días y el acceso a la justicia continúa atorado en papeleos, en debidos procesos y en incapacidad del funcionariado.

Te puede interesar: Suma Coahuila dos feminicidios en 2021

No solamente se trata de meter a la cárcel al feminicida, se trata de la reparación del daño, ¿quién va a resarcir los malos tratos que las autoridades, en varios años, le han dado a las madres que día a día sufren por la pérdida de sus hijas? ¿quiénes pagarán los abogados y las copias y los traslados que se generan por culpa de una mala capacitación del funcionariado?

Coahuila tiene una gran deuda con todas las mujeres que luchan por tener acceso a la justicia. El antimonumento es una expresión valiente que confronta y señala a quienes han brillado por su ineptitud.

En Coahuila no hay justicia, los feminicidios duelen y duele más el nulo acceso a la justicia.

Artículos Relacionados

Autoridades abandonan el río San Rodrigo y no vigilan extracción de materiales pétreos

Editorial

Mayito, alcalde de San Juan de Sabinas, regala dinero en su fiesta de cumpleaños

Editorial

Riquelme presume generación de trabajo, pero Coahuila es tercero en desempleo

Editorial
Cargando....